¿Es posible tomar té sin teína?

Podemos estar en una etapa de nuestra vida donde no queremos ningún estimulante pero si queremos disfrutar de una buena taza de té. O bien tenemos problemas alérgicos con los alimentos que contienen cafeína o teína. Sea cual sea tu caso, a día de hoy es posible tomar té sin teína.

En este artículo queremos mostrarte las opciones que tienes para reducir la concentración de teína en tu infusión favorita, o bien adquirir algunos productos que no la incluyen.

El mundo del café sin cafeína o la cerveza sin alcohol está bastante más introducido que el del té sin teína. No son tantas las opciones que tenemos en la mesa, aunque cada vez va a más.

¿Qué es exactamente la teína/cafeína?

La teína no es un derivado de la cafeína, sino que es un componente que hoy en día se clasifica y denomina de la misma manera. Ten en cuenta que, aunque hace años se separaba el concepto de teína y cafeína, hoy en día se considera la misma molécula, y de igual manera sucede con la guaranina de la fruta guaraná.

La cafeína es un compuesto psicoactivo que se obtiene únicamente de la planta del té (Camellia sinensis) y que podemos disfrutar hoy con muchas variaciones (té blanco, rojo, verde, negro, etc.).

Posee acción estimulante del sistema nervioso ya que actúa de manera antagonista con los receptores de adenosina. Como el té es la segunda bebida más consumida a nivel mundial (por detrás del agua), la teína es la sustancia psicoactiva más consumida.

Entre sus propiedades está la de mantener un estado de alerta prolongado y eliminar la somnolencia y los síntomas de cansancio. Sin embargo, en algunos casos nos apetece disfrutar de un tipo de bebida particular pero sin tener los efectos derivados de la cafeína. De aquí surge el concepto del té sin teína.

La escala de teína en las distintas infusiones

Si queremos prescindir en la medida de lo posible de la teína, la forma más fácil es buscar distintas opciones que llevan menos concentraciones. Para ello, te dejamos la siguiente imagen que vale más que 1000 palabras.

Diferentes formas de té sin teína

El té Rooibos es una de las opciones que menos contenido en teína tiene, seguido del té blanco. Estas 2 opciones son una buena idea para disfrutar de una magnífica infusión sin alterar nuestro estado.

Distintas formas de tomar té sin teína

Sin embargo, ¿existe alguna forma de disfrutar, por ejemplo, de una taza de té negro sin tanto contenido en teína?

Bueno, hay varias formas caseras de conseguir diluir este alcaloide psicoactivo, pero ten en cuenta que lo idea es poder comprar este tipo de té en tiendas especializadas, donde garantizan que no contiene cafeína.

Entre las formas caseras, puedes diluir la bolsa de té en mayor cantidad de agua, por lo que la teína concentrada se diluirá a la mitad. Sin embargo, también lo hará su sabor y todas las propiedades beneficiosas que contiene, por lo que no es una alternativa muy interesante.

Lo mismo sucede con el tiempo de dilución de las hojas de té. Cuando menor tiempo esté expuesto al agua caliente, menos concentrado estará la infusión, pero sucederá lo mismo con su sabor.

La mayoría de los tés sin teína que vas a encontrar aprovechan el tirón y la confusión que existe entre té e infusión. Solo aquellos que proceden de la planta de té (Camellia sinensis), son dignos a llamarse por su nombre, «té». El resto, se deben denominar infusiones.

Por tanto, encontrarás muchas infusiones que no contienen nada de teína. Sólo el té rooibos apenas contiene téina, y es debido a que no pertenece a Camellia sinensis sino a la especie Aspalathus linearis.

El proceso químico de desteinado

Sin embargo, al igual que se puede hacer café sin cafeína, cerveza sin alcohol o azúcar blanco, siguiendo un proceso químico se puede conseguir eliminar este tipo de sustancias.

En el caso de lo que nos atañe, fabricar un té sin teína se realiza mediante la adicción de disolventes químicos como cloruro de metileno o acetato de etilo. Muchos de estos aditivos para realizar el proceso químico ya no están permitidos debido a que pueden emitir sustancias carcinogénicas.

Por suerte, existe otro proceso trabajando a presión el dióxido de carbono. El handicap de este proceso es que se pierden algunos principios biológicamente activos y antioxidantes presentes en el té original.

Tipos de té que puedes encontrar

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.