Té de valeriana: cómo preparar esta fantástica infusión

El significado de la palabra valeriana  hace referencia a estado de bienestar sentimiento de felicidad.

No es para menos, ya que el objetivo buscado cuando nos preparamos un té de valeriana es iniciar un estado de relajación que nos permita concebir el sueño y descansar.

De sobra conocemos los efectos de la valeriana para este tipo de situaciones donde el estrés se apodera de nosotros (exámenes, entrevistas de trabajo, primeras citas, etc.).

Sin embargo, muchos de nosotros podemos tener un profundo desconocimiento de otros efectos y propiedades medicinales del té de valeriana.

Ése es el objetivo de este artículo, donde queremos buscar las principales referencias médicas y estudios de investigación que se han hecho eco del té de valeriana.

Ya en los textos de la antigua Grecia de Dioscórides se hacían descripciones detalladas de la planta con «efectos sedantes» y relajante del sistema nervioso central, y se mostraban referencias de cómo se tenía que tomar y las cantidades específicas, incluido el té de valeriana

Hoy en día se ha avanzado muchísimo más y se sabe de sobra las cantidades exactas para producir un beneficio en nuestro organismo.

Esta ventaja la podemos aprovechar mediante el té de valeriana, una sencilla y práctica forma de prepararlo, o mediante extractos puros que podemos adquirir en supermercados y tiendas especializadas.

caracteristicas del té de valeriana

Características de la planta

Aunque la mayoría de ellas conservan las mismas propiedades medicinales, existen pequeñas diferencias entre ellas, siendo la más cultivada y consumida en el mundo Valeriana officinalis.

Dependiendo del país donde se prepare el té de valeriana, podemos encontrar otras variedades, como Valeriana fauriei (en algunas zonas de la  India) o Valeriana angustifolia (especialmente en las zonas asiáticas de Japón y China).

La valeriana se puede cultivar tanto en jardín, directamente en el suelo, como en macetas, pudiéndola tener en nuestra terraza o balcón.

Su siembra se realiza a partir de marzo, cuando las temperaturas empiezan a subir y ya no hay tanto riesgo de heladas. Lo podremos hacer con un pequeño semillero con tapa, para conservar mejor la temperatura y la humedad.

También podemos obtener plantas nuevas a partir de otra adulta, cogiendo un tallo sano de 10 cm e introduciéndolo en agua hasta que aparezcan las primeras raicillas blancas.

Dispondremos nuestro sustrato, de pH ligeramente ácido, con materia orgánica y buen drenaje y haremos el trasplante.

Un clima templado favorecerá su rápido crecimiento, buscando un entorno con buena iluminación pero sin Sol directo. En climas fríos, será indicado cultivarla en entornos protegidos o interior de casa.

La valeriana no está acostumbrad a entornos secos, por lo que la tendremos que regar mínimo 3 veces por semana en verano y 1 vez por semana cuando bajen las temperaturas, en otoño-invierno.

Las raíces de valeriana se recolectarán en las estaciones de otoño y primavera, de las cuales se podrá preparar el té de valeriana.

Composición nutricional de la valeriana

Precisamente, la planta de valeriana no destaca por su contenido nutricional sino más bien por su composición química, que más abajo describiremos.

Concentración para 100 gramos de extracto puro de valeriana.

  • Energía: 21 kcal
  • Grasas: 0 gramos
  • Proteínas: 0 gramos
  • Carbohidratos: 3,6 gramos

Composición química

Principalmente, la valeriana contiene algunos de los siguientes compuestos:

  • Ácido valerénico
  • Valepotriatos
  • Valeranona
  • Valeranal
  • Dihidrovaltrato
  • Alcaloides

Muchos de estos compuestos tienen el prefijo de la palabra valeriana, ya que han sido descubiertos en dicha planta o bien acumulan una concentración superior a otras plantas medicinales.

Lo que sí se ha documentado es que los efectos positivos de la ingesta de té de valeriana no están relacionado con uno o varios de los compuestos separados, sino que forma parte de la sinergia de todos y cada uno de ellos en la concentración exacta de la planta.

efectos del té de valeriana

Propiedades medicinales del té de valeriana

De lo que se sabe a día de hoy a partir de las investigaciones abiertas sobre el té de valeriana y sus propiedades es que los aceites esenciales proporcionan el efecto sedante, mientras que el compuesto valepotriato y sus derivados actúan sobre el sistema nervioso.

Podemos encontrar una buena base bibliográfica sobre la actividad farmacológica del té de valeriana.

A partir de 1995 fue cuando se publicaron estudios más exhaustivos sobre el uso de esta planta medicinal y su actividad con efectos antiespasmódicos y sedantes.

Efecto sedante

Los aceites esenciales de la valeriana actúan directamente sobre el sistema nervioso, facilitando un estado de relajación intenso.

Esto es debido a que sus componentes son capaces de interactuar sobre los neurotransmisores del cerebro (GABA).

Este efecto lo podemos conseguir tanto con el té de valeriana como con otras formas de preparación, como tintura o pastillas con extracto de esta planta medicinal.

Tratamiento del insomnio

Se han estudiado a lo largo de décadas el efecto de diversas plantas medicinales a la hora de conciliar el sueño.

Lo interesante de la valeriana es que tiene un gran efecto a la hora de estimular el sueño sin efectos secundarios adversos o de importancia.

Se ha demostrado un incremento en el porcentaje de ondas lentas (la tercera fase del sueño) lo que conlleva una reducción de despertares nocturnos.

Estas ondas lentas están íntimamente relacionadas con la capacidad de memorizar nuevos conceptos y situaciones diarias y del proceso de aprendizaje, por lo que indirectamente podemos mejorar nuestra capacidad de retención en la memoria.

Para ello, se ha considerado científicamente que estos efectos contra el insomnio del té valeriana son aplicables a partir de 2 semanas de consumo de esta planta medicinal.

Té de raíz de valeriana

En casa, podemos preparar una estupenda infusión de raíz de valeriana, ya que concentra muchos de los fitoquímicos que nos proporcionan los beneficios ya comentados.

La receta para la preparación de té de valeriana es la siguiente:

  • De 1 a 3 gramos de extracto de valeriana
  • 300 ml de agua.

Calentamos el agua hasta llevarla a ebullición. Una vez alcanzada la temperatura, añadimos el extracto de valeriana, preferentemente en una bolsita cerrada permeable. Dejamos enfríar y el té de valeriana estará listo para consumir.

Cómo tomarla extracto de valeriana

efecto sedante del té de valeriana

Las recomendaciones de dosis y consumo del té de valeriana está establecido en una cantidad de 2 a 3 gramos por día.

En tintura, se recomienda una dosis de 1 a 3 ml (en base a etanol diluido 1:5 al 70% de concentración), con el objetivo de reducir tensión nerviosa, sensación de nervios o intranquilidad y síntmoas de irritabilidad. Esta tintura se puede consumir hasta 3 veces al día, recomendado en las últimas horas del día o 2 horas antes de dormir.

Tanto la tintura como el té de valeriana, su consumo es oral, no habiendo imposiciones de restricción en cuanto a la duración del tratamiento, debido a que no se han registrado ningún síntoma de dependencia al té de valeriana o síndrome de abstinencia.

Pastillas de valeriana

La forma más natural es el consumo de té de valeriana, ya que esta forma de tomarlo va asociado a un efecto relajante (la taza caliente y humeante, el momento de relax, etc.).

Sin embargo, también existen otras formas más prácticas para gente con poco tiempo que necesita ayuda para dormir.

En general, la mayoría de concentrados de pastillas de valeriana incluyen otras plantas medicinales con acciones sinérgicas o parecidas.

Por ejemplo, podemos encontrar junto con este extracto también concetrado de pasiflora, extracto seco de amapola, melatonina, vitamina B3 y B6, etc.

Su recomendación es el consumo de 1 pastilla al día, 1 hora antes de dormir.

Contraindicaciones y efectos secundarios

En el ser humano, la toxicidad que pueda demostrar el té de valeriana es muy baja. 

Para tener efectos adversos leves (mareos, temblor de manos, opresión del pecho, etc.) es necesario consumir 20 veces la dosis establecida en los ensayos clínicos, y mucho más a través del té de valeriana.

Se ha demostrado actividad tóxica del compuesto valeranona a partir de cantidades superiores a 3g/kg. En un hombre adulto, supondría la ingesta de más de 200 gramos diarios.

No debe administrarse a niños menores de 3 años.

En caso de sobredosis por consumo de raíz de valeriana (cantidad establecida en más de 20 gramos de raíz), los síntomas de intoxicación son benignos (sensación de mareo, somnolencia, etc.) y desaparecen transcurridos 24 horas de su ingesta.

Se han estudiado los efectos adversos de combinar el té de valeriana con fármacos específicos, no habiéndose citado ninguna interacción.

No hay establecido un periodo crítico de consumo en embarazo, así como plazo de seguridad. Por ello, debe consultarte con un médico sobre ello.

Bibliografía consultada

Valeriana officinalis: traditional use and recent evaluation of activity. Fitoterapia 1995, 66(2): 99-111.

Herbal Medicines. A guide for Healthcare Professionals. London: The Pharmaceutical Press, 1996.

Effects of Valeriana officinalis extracts on [3H]flunitrazepam binding, synaptosomal [3H]GABA uptake, and hippocampal [3H]GABA release. Neurochem Res 1999, 24(11): 1373-8.

Critical evaluation of the effect of valerian extract on sleep structure and sleep quality. Pharmacopsychiatry 2000, 33(2): 47-53.

Effects of two plant-based sleep remedies on vigilance. Schweiz Rundsch Med Prax 1996, 85(15): 473-81.

 

Té de valeriana: cómo preparar esta fantástica infusión
5 (100%) 1 vote[s]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.