Presencia de sulfitos en el vino

¿Para qué sirven los sulfitos en el vino?

Los sulfitos en el vino son considerados como un conservante de tipo alimentario muy usado en bebdias, ya que tiene la capacidad para conservar el sabor en el  vino.

Este compuesto lo podemos encontrar en una gran variedad de bebidas y alimentos, aunque principalmente están asociados al vino. A su vez, también se relacionan con ciertos efectos secundarios basados en el consumo de vino, como el temido dolor de cabeza. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

En este artículo vamos a revisar los distintos ensayos de la comunidad científica acerca de los sulfitos del vino. Entre las primeras conclusiones se extrae que este compuesto puede tener algunas contraindicaciones en ciertas personas, pero en otras no.

En algunas personas, existe una buena tolerancia a los sulfitos, pero otras pueden sufrir efectos secundarios leves, como dolor estomacal, urticaria o inflamación.

¿Qué son los sulfitos del vino?

Un sulfito, cuya denominación química es dióxido de azufre, es un compuestos químico ligado al ión sulfito.

Lo podemos encontrar de forma natural en algunos alimentos como huevos, productos fermentados, té negro y frutos secos como cacahuete.

Por otro lado, también lo podemos ver como conservante en una amplia variedad de alimentos como refrescos, zumos, mermeladas, salchichas y todo lo que necesite envasarse y un periodo mínimo de conservación.

Los sulfitos contenidos en el vino son empleados por enólogos para fomentar la reducción de la oxidación del vino. Además, este compuesto tiene potencial antimicrobiano, pudiendo reducir el  el desarrollo de bacterias y alargar la vida útil del producto.

El principal uso de los sulfitos del vino es la de evitar su oxidación, manteniéndolo durante el mayor tiempo posible su frescura y sabor orginal.

Posibles efectos secundarios

Antes hemos comentado que no todo el mundo tolera bien la ingesta de los sulfitos, incluídos los del vino.

En general, no existen inconveniente en tomarlos y están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), pero puede ir ligados a efectos secundarios de carácter leve.

Según la Universidad de Florida, cerca del 1% de la población es sensible a los sulfitos, y casi el 5% tiene asociado procesos de asma. [Ver artículo de la Universidad de Florida]

Esto quiere decir que personas que ya de por sí sufren de asma, pueden ver agravados los síntomas por los compuestos de los sulfitos en el vino y otros alimentos.

Estos compuestos también pueden causar dolores de cabeza en aquellos que son sensibles. En un estudio realizado en Lisboa (Portugal) se demostró un aumento en el número de personas que sufrían dolores de cabeza para consumo de vinos con mayor concentración de sulfitos frente a otros vinos con la tasa mínima de concentración. [Ver información]

Claro está que no solo los sulfitos del vino son los posibles causantes de dolor de cabeza, ya que podemos encontrar en este producto otros causantes como el alcohol (el principal causante), flavonoides, histamina, etc.

Entre los efectos secundarios asociados al consumo de sulfitos estarían los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Urticaria
  • Diarrea
  • Hinchazón estomacal
  • Dolor de estómago
  • Anafilaxia

Consejos para reducir el consumo de sulfitos

Efectos del sulftito en el vino

Cuando ya hemos tenido varios episodios con los síntomas descritos anteriormente, es momento de ponerle freno o disminuir los efectos adversos.

El vino, de por sí, contiene pequeñas cantidades de sulfito, pero el problema, en este caso, está en el añadido artificial que se realiza. Muchos productores de vino han empezado a producir vinos que no contienen sulfitos añadidos. 

Es importante saber que el vino tinto, por normal general contiene menos concentraciones de sulfitos que el vino blanco. A su vez, también hay que disminuir la ingesta de alimentos enlatados o encurtidos como albaricoques secos, encurtidos, refrescos, mermeladas, zumos, etc.

En la etiqueta de producto debe quedar bien especificado la presencia o ausencia de sulfitos. Lo podemos encontrar con varios nombres distintos, pero que significan lo mismo, como dióxido de azufre, sulfito de sodio, bisulfito de sodio, bisulfito de potasio y metabisulfito de potasio.

Salvado de avena

Salvado de avena y sus beneficios potenciales

La avena está considerada como un grano muy saludable y cada vez más de moda por su potencial y contenido ...
Leer Más
Astaxantina

Beneficios estudiados de la astaxantina

El mar nos aporta un gran abanico de componentes esenciales para nuestro organismo. Aunque uno de los elementos más valorados ...
Leer Más
Usos Aloe vera rostro

Beneficios de usar aloe vera en tu rostro

El Aloe vera es una de las plantas más conocidas por los amantes de la jardinería, ya que es resistente, ...
Leer Más
Fuentes de proteína vegana

15 tipos diferentes de proteína vegana

La principal preocupación ante una alimentación vegetariana o incluso vegana es si vamos a poder consumir suficientes proteínas. La eliminación ...
Leer Más
Gel de Aloe vera

Cómo preparar gel de Aloe vera en casa

El Aloe vera es una planta medicinal muy conocida entre profesionales y amateurs, la cual contiene hojas engrosadas que almacenan una gran ...
Leer Más
Ejercicios de eutonia

Eutonía: una terapia para mejorar nuestra salud

La Eutonía es una terapia que trata de que se consiga un equilibrio entre el cuerpo y la mente. Es ...
Leer Más
Qué tomar con intestino permeable

Alimentos que reparan el intestino permeable

El síndrome del intestino permeable es una patología que se caracteriza porque los pacientes presentan cefaleas, cansancio, diarrea, hinchazón abdominal, ...
Leer Más
Pan de kamut

Descubre las propiedades del pan de kamut

Cuando hablamos de cereales, el kamut gana en longevidad a todos los demás. Es un cereal que ha existido durante ...
Leer Más
Beneficios del mindfulness

¿Cuáles son los beneficios de mindfulness?

La palabra Mindfulness se puede traducir por "mente plena". Es una técnica terapéutica que se ha puesto de moda los últimos ...
Leer Más
Dieta AIP trastornos autoinmunes

¿En qué consiste la dieta AIP (protocolo autoinmune)?

Se conoce como dieta AIP o Protocolo Autoinmune y tiene como objetivo reducir procesos de inflamación, dolor y síntomas relacionados ...
Leer Más