Saúco (Sambucus nigra): listado de propiedades medicinales

Sambucus nigra es el nombre científico del conocido saúco común o saúco negro. Es un arbusto bastante extendido por muchas zonas de Europa, Asia y África. Sin embargo, nosotros queremos daros a conocer el potencial que tiene como planta medicinal, aparte de algunos consejos agronómicos por si tenéis curiosidad en cultivarlo.

Del saúco común se aprovechan muchas partes del árbol, y no sólo desde el punto de vista medicinal, como veréis a continuación. 

Características del árbol saúco

Prácticamente el saúco común está adaptado a diferentes zonas climáticas de Europa, Asia y África. Suele utilizarse como planta ornamental para el diseño de setos o cortavientos en muchas zonas de las Islas Británicas.

El árbol saúco necesita condiciones altas de humedad (propias de regiones de alta pluviometría), aunque cuando no las encuentra, como en la vertiente mediterránea, crece en zonas cercanas a ríos o lagos.

Hay discrepancias entre considerarlo un arbusto o un árbol, aunque puede crecer por encima de los 4 metros. Produce unas bayas muy llamativas de color negro (o ligeramente púrpura) que son comestibles, aunque más adelante comentaremos posibles contraindicaciones de otras partes de la planta.

Sambucus nigra es poco exigente en suelos, pero prefiere aquellos donde sus raíces pueden aventurarse con profundidad. Textura limosa o franca y pH neutro o ligeramente alcalino (entre 7 y 8,5).

Importante respetar las condiciones mínimas de humedad, como hemos dicho antes.

Dentro de este género, perteneciente a la familia de Adoxaceae, hay muchas otras especies, como  Sambucus peruviana, propio de la zona de Perú y otros países Sudamericanos.

Nombre comunes para su denominación

Aunque ya hemos mencionado para la planta Sambucus nigra varios nombre comunes (saúco común o saúco negro), aquí hacemos otras menciones, dependiendo de país donde se encuentre cultivado.

  • Cañilero
  • Cresta de gallo
  • Sabucal
  • Sabuco real
  • Sabuquero
  • Yezgo

Multiplicación del saúco negro

La multiplicación se puede hacer por varias maneras:

Mediante semillas

Sistema factible pero algo complicado, ya que por las características físicas de la cubierta de la semilla así como sus condiciones de almacenamiento, puede tener una capacidad germinativa baja.

Las semillas de Sambucus nigra requieren distintos procesos de estratificación. Primero, una conservación de varios meses a temperatura cálida, entre 20 y 30 ºC.

Posteriormente, varios meses (hasta 6 meses), con una estratificación fría a 5ºC.

Por esquejes

Mediante esqueje es un proceso más sencillo de multiplicación del saúco común, ya que tienen un alto poder de producción de nuevas raíces.  Es el método más usado, seleccionando varas óptimas a partir de primavera u otoño.

Propiedades medicinales de Sambucus nigra

Composición nutricional

A nivel nutricional, las bayas de saúco no proporcionan una cantidad alta de calorías pero sí una gran concentración de vitaminas y antioxidantes.

Por cada 100 gramos de bayas ingeridas, nos aportan lo siguiente:

  • Energía: 73 kcal
  • Carbohidratos: 18,4 g
  • Proteínas: <1 g
  • Fibra dietética: 7 g
  • Grasas: <1 g

Sin embargo, a nivel de vitaminas (y, por tanto, de antioxidantes), su contenido es bastante elevado:

Vitamina C: por cada 100 gramos del fruto de saúco pueden existir hasta  35 mg de vitamina C. Esto es casi el  60% de la ingesta diaria recomendada (CDR).

Compuestos fenólicos: alta presencia de polifenoles, flavonoles y glucósidos cianogénicos que benefician a la salud por su potencial antioxidante.

Componentes bioactivos

  • Glucósidos cianogénicos (sambunigrina y la prunasina)
  • Polifenoles (actividad antioxidante)
  • Flavonoles (rutina, isoquercitrina y astrágalo)
  • Quercetina
  • Taninos
  • Antocianinas.

Alta actividad antioxidante de las bayas de saúco

La baya del saúco se ha utilizado durante mucho tiempo en la medicina popular como agente diurético, antipirético y diapoférico.

En los últimos años también se ha encontrado que tiene propiedades antibacterianas, antidepresivos antivirales y propiedades antitumorales e hipoglucemiantes, y para reducir la grasa corporal y la concentración de lípidos.

Las bayas son nutritivas, ricas en flavonoides y altas en vitamina C, vitamina A, bioflavonoides, betacaroteno, hierro y potasio.

Los antioxidantes son sustancias muy interesantes cuando existen cuadros de estrés oxidativo, presencia de radicales libres y daño celular, que puede remitir en un futuro en enfermadades graves como diabetes tipo 2 o cáncer.

Estos compuestos antioxidantes presentes en el saúco pueden ser vitaminas, sustancias fenólicas o flavonoides, que complejan y eliminan el potencial negativo de las sustancias mencionadas. Diferentes ensayos clínicos han confirmado que una dieta alta en sustancias antioxidantes previene la formación de enfermedades crónicas.

Las antocianinas presentes en Sambucus nigra son hasta 3,5 veces más efectivas que la capacidad antioxidante de la vitamina E. Es por ello que esta planta se ha convertido en una de las especies de bayas con mayor concentración en compuestos antoxidantes, incluso por encima de los arándanos.

Resfriados, gripe e infecciones respiratorias

Diversos ensayos científicos han confirmado el potencial de las bayas de Sambucus nigra frente a los síntomas habituales de la gripe y resfriados, a través de sus propiedades antivirales y antimicrobianas.

La respuesta en varios grupos de ensayo al virus fue muy positiva y los síntomas disminuyeron la mitad de rápido que el grupo placebo, a través del consumo de 15 ml de jarabe de saúco 4 veces al día.

Son más de 3 ensayos paralelos con la misma rutina e igual obtención de resultados positivos. [ver ensayos con saúco]

Sin embargo, dado que la gripe es un virus que cambia todos los años, se necesitan pruebas concluyentes para poder seguir avanzando y poder usarlo con total seguridad y garantías.

Tanto la flor de saúco como las bayas de la planta más vieja tienen acciones diafóricas y antivirales, que las hacen útiles para reducir los resfriados, la gripe y las infecciones respiratorias.

La flor de saúco también tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a reducir la congestión asociada con las alergias sinusales y la sinusitis como anticortárico y expectorante.

Puede ayudar a reducir la hinchazón de las membranas mucosas, como las del tracto respiratorio, para aumentar el drenaje y reducir la congestión nasal.

Mejora de la circulación

Actualmente se está investigando el potencial de las flor de Sambucus nigra como estimulantes de la circulación sanguínea, reduciendo problemas derivados con trombos, procesos hipertensivos, etc.

Algunos ensayos clínicos han concluido efectos positivos a nivel de mejora de circulación y reducción de marcadores cardíacos negativos. A priori, parece ser que las bayas de Sambucus nigra tienen acción directa sobre el nivel de grasa a nivel sanguíneo y la presencia de colesterol.

Los alimentos ricos en flavonoides (sustancias antioxidantes), están relacionados con una buena salud cardiovascular y la prevención de enfermedades coronarias.

Por otro lado, a nivel de colesterol, hay pruebas inconcluyentes en humanos, ya que existen estudios que no relacionan la bajada del colesterol malo (LDL) tras tomar 400 mg de extracto de saúco 3 veces al día. En ratones, parece ser que sí hay evidencias de reducción de grasa a nivel hepático, pero sin resultados concluyentes.

Otros beneficios estudiados

  • Inhibe desarrollo de Helicobacter pylori: estudios estadounidenses han encontrado propiedades de la baya de Sambucus nigra frente al desarrollo de bacterias intestinales patógenas. [propiedades antivirales de saúco].
  • Prevención del cáncer: se están realizando continuos ensayos para evaluar sus propiedades anticancerígenas, a nivel de probeta, por lo que aún es pronto para confirmar datos positivos.
  • Reducción de la acumulación de líquidos: la infusión de flores de saúco aumenta la eliminación de líquidos y sales del organismo, probado en laboratorio con animales.
  • Protege el sistema inmune: la gran concentración de polifenoles y sustancias antioxidantes aumenta las defensas del organismo y, en concreto, la producción de glóbulos blancos.

Cosecha, preparaciones y dosificaciones

Infusión de flor de saúco 

La flor de saúco común se pueden cosechar a principios del verano.  Las bayas maduran a fines del verano y deben estar completamente maduras antes de la cosecha porque las bayas verdes o verdes pueden contener toxinas.

Una vez cosechadas, tanto las flores de Sambucus nigra como las bayas se pueden secar o extraer en una tintura para usar cuando sea necesario.

Una infusión  caliente o tintura es la forma más común para el tratamiento de las infecciones respiratorias , como un resfriado o gripe.

Las bayas de saúco comúnmente se preparan en una tintura o jarabe que comúnmente se toma a la primera señal de un resfriado o gripe para reducir la duración y la gravedad de la infección.

Uso externo de la flor de saúco

Para uso externo, las hojas pueden usarse en puré y usarse como cataplasma para heridas físicas o lesiones. 

Alternativamente, pueden convertirse en una infusión de aceite y aplicarse en el área afectada.

También podemos utilizar las propiedades del tomillo para conseguir estos beneficios, o combinar ambas plantas.

Finalmente, la corteza del árbol mayor se puede utilizar como un purgante para inducir un efecto laxante o emético para promover el vómito y expulsar toxinas o diurético para aumentar el flujo de orina del cuerpo.

Sin embargo, la corteza del saúco común maduro puede ser tóxica si no está preparada adecuadamente, por lo que es esencial que un herbolario experimentado participe en su uso.

Donde comprar saúco

Podrás disfrutar de distintas opciones dependiendo de la parte de la planta buscada.

Por ejemplo, existe la opción de adquirir las bayas deshidratas, flores o bien extracto de aceite que se utiliza como edulcorante para dulces y recetas de postres.

Contraindicaciones de saúco

Todas las partes de la baya del saúco contienen glucósidos cianogénicos , los más abundantes son la sambunigrina y la prunasina.

Estos elementos son potencialmente tóxicos ya que pueden hidrolizarse y dar lugar a la liberación de cianuro.

Sin embargo, no hay que preocuparse si elegimos un buen proveedor de estas bayas o las tratamos convenientemente.

Esta toxicidad ocurre principalmente en bayas verdes y se degradan durante el tratamiento térmico.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.