7 remedios para la afonía e irritación de garganta

La afonía es un problema grave que aparece cuando forzamos mucho la voz o sometemos nuestra garganta a cambios bruscos de temperatura.

Para aquellos que basen su profesión utilizando la voz, tener este tipo de inconvenientes supone un problema grave para el transcurso de su trabajo.

Sin embargo, os vamos a comentar algunos remedios para la afonía basados en propiedades medicinales de plantas y alimentos que mejoran la funcionalidad de las cuerdas bucales.

Causas que favorecen la afonía

Continuamente estamos sometidos a situaciones en las que tenemos que forzar la voz. Ya sea porque somos profesores, estamos en un concierto o espectáculo, hay cambios de temperatura bruscos, etc., diariamente ponemos en compromiso nuestra voz.

Con estas situaciones comentadas, se producen inflamaciones en la garganta y cuerdas vocales donde se inician situaciones de afonía, ronquera o pérdida de voz.

Aunque el remedio que mejor funciona es no hablar durante un tiempo hasta que remita la inflamación, no siempre tenemos el privilegio de poder estar callados durante bastante tiempo.

Alimentos y remedios naturales para la afonía

Aquí es donde entran en juego algunos remedios naturales que acelerarán el proceso de recuperación. Muchos de ellos han sido contrastados científicamente, por lo que ofrecen mucha seguridad en su uso.

Un informe revela que 9 de cada 10 personas han sufrido o sufrirán a lo largo de su vida episodios de afonía o ronquera. En general, pérdida de la calidad y fuerza de la voz y, por tanto, reducción de la capacidad de comunicación.

Los problemas de la voz pueden deberse a los siguientes orígenes

  • Afonía
  • Ronquera
  • Formación de nódulos en las cuerdas
  • Presencia de pólipos en la garganta
  • Reflujo gastroesofágico
  • Cáncer de laringe
  • Laringitis crónica o aguda

Una simple afonía originada por gritar o cambios de temperatura pueden ocasionar dolor de garganta, carraspera, tos, ardor y picazón. Sin embargo, si el origen es este, la solución será natural a los pocos días.

Causas naturales de la afonía

  • Gritos, susurros continuos o usos indebidos de la voz
  • Enfermedades de las vías respiratorias (faringitis, amigdalitis, laringitis, etc.)
  • Ambientes contaminados con oxígeno con producción excesiva de mocos o que generan sequedad de garganta y picor.
  • Ambientes calurosos con humedad relativa muy reducida que generan sequedad.
  • Cambios de temperatura que ocasionan tensión y distensión de las cuerdas vocales.
  • Respirar de forma continua por la boca (por ejemplo, durante la noche).
  • Contracciones rápidas de laringe ocasionadas por estrés, ansiedad o estados de ira.

Ante estos problemas, si hemos sufrido un caso agudo y no es habitual en nosotros, disponemos de los siguientes remedios para la afonía, utilizando productos naturales y que en la mayoría de casos los tenemos disponibles en la cocina.

Remedios para la afonía

Después de comentar el origen y las consecuencias de estar trabajando de forma excesiva la voz o someterla a ambientes no adecuados, vamos a hablar de los principales remedios para la afonía, la mayoría de ellos naturales.

En primer lugar, muchos de estos remedios para la afonía se basan en que tiene propiedades antiinflamatorias.

Otros remedios para la afonía tiene propiedades antimicrobianas, por lo que reducen la posibilidad de que los estados iniciales de irritación o afonía ocasionen una posterior inflamación.

Disfruta de estos remedios naturales para la afonía.

1. Té de limón con miel

Té de limón con miel y remedios para la afonía

De entre todos los remedios para la afonía, el té con miel es un recurso ampliamente utilizado para intentar relajar las cuerdas bucales.

Además de tomar algo caliente que reduce la inflamación, el limón tiene efectos antisépticos (para prevenir posibles complicaciones e infecciones) y la miel, principalmente, tiene cierta acción antihistamínica.

Podemos preparar cualquier infusión, como té rojo, té negro, té verde o infusión clásica, a la que añadiremos algunas gotas de limón y una cucharada de café de miel.

Mezclamos bien y tomamos bien caliente de forma tranquila y disfrutando de su sabor.

Leer más: beneficios del agua con limón.

2. Raíz de jengibreinfusión de jengibre y limon

El jengibre es utilizado ampliamente para multitud de beneficios medicinales. Se puede tomar en fresco, cocinado en muchas recetas (y no todas ellas son asíaticas) o incluso mediante la infusión de limón y jengibre.

La versatilidad que nos ofrece el jengibre también es aplicable como remedio natural para la afonía. Reduce la tos seca (al igual que la cebolla), la irritación de las cuerdas bocales y tiene efectos antimicrobinos para combatir posibles infecciones derivadas, como la laringitis.

Sin embargo, el principal efecto que se busca como remedio contra la afonía es su potencial antiinflamatorio.

El mejor uso que se puede hacer para este problema es mediante la infusión de jengibre y limón, ya que combina las propiedades combinadas de dos productos con efecto antibacteriano.

3. Jarabe de azúcar y cebolla

Remedios para la afonía con cebolla

Tanto el ajo como la cebolla son hortalizas que contiene compuestos sulfurados utilizados para reducir la tos y la afonía de manera común.

Además de sus propiedades antisépticas, también se han convertido en un buen remedio para la afonía. El azúcar se añade para mejorar el sabor del jarabe, ya que no produce ningún efecto beneficioso sobre la tos, ronquera o la falta de voz.

Las propiedades de la cebolla aportan un balance nutricional equilibrado y ayudan a combatir diversas afecciones, calmar la tos, mejorar la voz ronca y tiene efecto antiinflamatorio.

Preparar jarabe de cebolla y azúcar para la afonía

  • 100 gr. de cebolla
  • 2 cucharadas de miel de romero
  • 100 gr. de azúcar de caña
  • 500 ml. de agua mineral

Hervimos la cebolla en el agua y una vez la hayamos cocinado, añadimos el azúcar y la miel (ambos son complementarios y una puede sustituir a la otra).

Lo recomendable es tomar unas cucharadas de este jarabe antes de dormir.

De igual manera, también tenemos la opción de cortar una cebolla en 2 y colocarla en un plato en la mesita de noche.

Los gases de sulfuro que libera al ambiente reducen la inflamación de las cuerdas bucales y tiene efectos antitusivos.

4. Ajo fresco

Al igual que la cebolla tiene propiedades medicinales antitusivas, otros remedios para la afonía también están basados en el ajo o en la combinación de ambas hortalizas.

La principal propiedad del ajo es que reduce la actividad antimicrobiana y también está relacionado con un gran número de beneficios estomacales, regulación del azúcar en sangre, protección del sistema cardiovascular, etc. [ESTUDIOS]

5. Remedios para la afonía con humidificadores

Remedios para la afonía con humidificadores

Un problema común que causa los problemas de irritación de garganta y afonía es la sequedad ambiental.

Dicha falta de humedad también puede ocurrir en nuestra casa. Debido a esto, existen aparatos humidificadores que pueden remediar estos inconvenientes.

De hecho, hay mucha gente sensible a los cambios repentinos de humedad, afectándoles a las cuerdas vocales y perdiendo repentinamente la voz.

La solución pasa por controlar, especialmente por la noche y en verano (cuando más sequedad ambiental hay), utilizando un humidifcador en la habitación donde dormimos.

Por otro lado, también en invierno, si tenemos radiadores o calefactores de uso continuo, es normal que la humedad ambiental también se reduzca y nos pase factura.

Si nos disponemos de un humidificador, una solución casera es una ducha caliente que genere suficiente vapor como para aumentar la humedad del baño y respirar dicho aire durante unos minutos.

6. Gárgaras con agua con sal

Uno de los remedios para la afonía más clásicos es realizar gárgaras utilizando sal diluida en agua.

Sobre todo este método se utiliza cuando sufrimos irritación de garganta y deriva en afonía o falta de voz.

Para preparar esta solución, agregamos una cucharada de sal en un vaso de agua (aproximadamente 300 ml), removemos bien y hacemos unas cuantas gárgaras hasta que notemos mejoría.

Es recomendable calentar ligeramente el agua para que esté algo tibia. De esta forma, la sal se disolverá mucho mejor y no ocasionará un choque térmico que altere a las cuerdas vocales.

El efecto que se busca es relajar las cuerdas bocales y obtener un remedio antiinflamatorio. La sal, además, tiene efecto antiséptico.

7. Gárgaras con limón y bicarbonato

Una alternativa al uso de la sal que antiguamente utilizaban nuestras abuelas era utilizando bicarbonato y añadiendo un poco de limón.

Como ves, el limón ha sido utilizado en varias de los remedios para la afonía comentados en este artículo.

Cuidados adicionales de la garganta

remedios naturales para la afonía

Además de todos los remedios para la afonía comentados, también hay algunas pautas que tenemos que seguir de manera cotidiana en nuestras vidas para prevenir estos problemas.

  • Evitar bebidas extremadamente frías o calientes
  • Eliminar el tabaco de nuestra vida. El humo es altamente irritable.
  • Respirar por la nariz y hacer ejercicios de respiración.
  • Reducir la estancia, en la medida de lo posible, de ambientes secos o contaminados

Cuándo es recomendable visitar al médico

Una simple afonía tiene solución de forma natural a los pocos días o acelerando la recuperación con los remedios comentados.

Sin embargo, si sufrimos de manera continua irritación de la garganta o laringitis aguda, debemos de visitar al especialista médico para estudiar posibles orígenes.

Es probable que seamos sensibles a procesos alérgicos o a infecciones de tipo respiratorio.

En cualquier caso, será el médico encargado de poner solución y utilizar medicamentos específicos.

Cualquiera de los remedios para la afonía comentados son perfectamente compatibles con los que pueda recomendar un médico.

7 remedios para la afonía e irritación de garganta
5 (100%) 1 vote[s]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.