¿Qué remedios caseros para la tos puedo tomar?

Con los cambios de temperatura y humedad ambiental nuestras defensas puede sufrir altibajos. Somos más suceptibles al ataque de microorganismos y virus y podemos resfriarnos.

Junto a estos procesos también se inicia la tos, que es una forma que tiene nuestro organismos de intentar expulsar sustancias que se encuentren en las vías respiratorias.

Además de los medicamentos recomendados por los especialistas médicos,

¿Conoces más remedios caseros para la tos?

En este artículo queremos realizar una revisión de alimentos y principios naturales que puedes tomar para mejorar el alivio frente a la tos. 

Origen de los distintos tipos de tos que podemos sufrir

Antes que ver los posibles remedios caseros para la tos, es necesario conocer los distintos tipos de tos que podemos sufrir. No todos están relacionados con procesos gripales sino que pueden tener otras fuentes, como procesos de inflamación, presencia de polvo (o ácaros) o bien ser un fumador activo durante años.

Alimentos que actúan como remedios caseros para la tos

La tos es un reflejo de nuestro organismo. La intención es eliminar cualquier sustancia (líquido, sólido o gas) que pueda encontrarse en las vías respiratorias y pueda ser un problema para la defensa del sistema.

La glotis juegan un papel fundamental en este proceso, que puede contraerse o abrirse para cerrar el paso hacia los pulmones.

Con la contracción del diafragma, la apertura de la glotis y la tos para expulsar el aire se consigue eliminar cualquier sustancia a priori perjudicial para el ser humano.

Algunas causas que originan los síntomas de la tos:

Tos por inflamación:  por inflamación de las vías respiratorias, lo cual dificulta la entrada de aire a los pulmones, se produce el acto reflejo de la tos. Esto se produce en situaciones cotidianas como el asma, la gripe o el resfriado común.

Presencia de polvo o ácaros: muchos tipos de alergias se originan por la presencia en el ambiente de polvo en suspensión, lo cual lleva consigo numerosos ácaros que producen una reacción negativa en el organismo. A menudo todos estos procesos van ligados de tos intensa.

Alteraciones climáticas: cambios bruscos de temperaturas o de humedad ambiental pueden provocar una tos aguda a menudo involuntaria

Fumadores activos: tanto el fumador activo como cada vez más el pasivo, el tabaco y todas las sustancias inhaladas conjuntamente pueden ocasionar una tos de tipo crónico.

Remedios caseros para la tos y consejos prácticos

Éstos son algunos remedios caseros para la tos que podemos tomar siempre y cuando suframos alguna situación aguda de tos por inflamación, alteraciones climáticas, polvo y alergia ambiental o resfriado común, entre otros.

No hay que irse muy lejos buscando remedios caseros para la tos, ya que podemos encontrarlos en cualquier tipo de líquidos.

El objetivo del organismo es eliminar cualquier obstáculo en las vías respiratorias. Para ello, el agua puede conseguir el mismo efecto siendo totalmente inocua e incluso beneficiosa por su capacidad de hidratación.

Mantenerse hidratado resulta beneficioso para personas que sufren de tos aguda o resfriado común, ya que solubilizan las secreciones mucosas que pueden causar infección pulmonar.

Estudios científicos han encontrado una mejora de la respuesta a estos síntomas con el agua tibia o caliente, frente a la fría. En general, no solo el agua sino cualquier tipo de líquido.

Esto puede estar ligado a que un líquido caliente tiene más capacidad de solubilizar una secrección mucosa que otro a menor temperatura.

Bebidas calientes que podemos tomar buscando remedios caseros para la tos.

2. Infusión de jengibre

El jengibre es una raíz llena de propiedades medicinales. Posee efectos antiinflamatorios y reduce la sensación de náuseas y vómitos, entre otros. [ESTUDIO]

En cuanto a la tos, el jengibre actúa como un remedio casero para frenarla, ya que aumenta la capacidad expectorante y mejora el volumen de entrada de aire en las vías respiratorias.

Mediante sus taninos y polifenoles, es capaz de despejar la sensación de obstrucción nasal. A menudo suele combinarse con otros alimentos con propiedades potenciadoras, como el limón o la miel.

Leer más: propiedades medicinales de la infusión de jengibre y limón.

Para preparar la infusión de jengibre, basta con utilizar de 20 a 30 gramos de raíz de jengibre en rebanadas y colarlo en una taza de agua caliente. Para mejorar el sabor se puede agregar un poco de azúcar, miel o limón.

Esto, a su vez, también permitirá mejorar la digestión, reducir la acidez o el malestar estomacal.

3. Raíz de malvavisco

La raíz de malvavisco contiene fitocompuestos vegetales que permiten aliviar los síntomas de la tos y la irritación de los procesos catarrales.

Entre ellos, en la raíz encontramos compuestos como la cumarina , kaempferol, ácidos fenólicos, quercetina y taninos, que ayudan a reducir los síntomas de dolor e hinchazón en los conductos nasales.  [ESTUDIO]

Podemos ver en tiendas especializadas como existen distintos extractos de hierbas donde se incluye el malvavisco buscando el alivio frente a la tos, gripe o resfriado común.

4. Miel o té de miel

Remedios naturales para la tos

La miel siempre se ha asociado con los procesos catarrales que llevan obstrucción de las vías respiratorias y, por tanto, incluido dentro de los remedios caseros contra la tos.

La miel sobre una infusión de agua tibia, por la sensación de calidez, es muy efectiva en situaciones de tos seca por estados alérgicos.

En ensayos científicos se ha comparado los efectos de la miel con productos antitusivos, obteniendo una muy buena respuesta en los pacientes (niños en este caso) que utilizaron la miel. [ESTUDIO]

Por tanto, la miel entra dentro de los recursos y remedios caseros para la tos que pueden funcionar.

Los investigadores informaron que la miel proporcionó el alivio más significativo de la tos, seguido de dextrometorfano.

Sin embargo, como ya sabes, no es recomendable bajo ningún concepto dar miel a niños con menos de 1 año de edad (por la bacteria Clostridium botulinum).

Con agregar 2 cucharadas de miel pura (no los derivados) en agua caliente o algún té preparado de extractos de hierbas.

La mezcla con jengibre potenciará sus efectos calmantes de la tos.

5. Vapor

Entre las recomendaciones y los remedios caseros para la tos están las que menciona el Instituto nacional del Corazón, pulmones y sangre (NHLBI), donde recomienda el uso de humidificadores de vapor o vaporizadores para reducir los síntomas de mucosidad o tos húmeda.

Un recipiente de vapor con agua caliente, al que podemos añadirles distintos tipos de hierbas medicinales (eucalipto, romero, tomillo, menta, etc.) nos servirá para aliviar las vías respiratorias y para descongestionarnos.

Para ello, con la ayuda de una toalla, inhalaremos el vapor durante 5 minutos hasta que notemos mejoría.

El uso del vapor combinado con infusiones, líquidos u otros trucos mencionados constituyen buenos remedios para la tos aguda.

6. Gárgaras de agua salada

Si el origen de la tos húmeda es por un resfriado, gripe o cualquier infección de las vías respiratorias donde se produce mucho moco, las gárgaras con agua salada son una buena fuente de alivio.

El agua salada solubiliza las secreciones mucosas y reduce la inflamación, disminuyendo a su vez la necesidad de tos (siempre y cuando va ligada a la presencia de mocos).

Para preparar este remedio casero para la tos, bastará con disolver media cucharada de sal en un baso de agua (tibia, a poder ser). Haremos durante unos minutos gárgaras y escupiremos el agua cuando hayamos terminado.

Este proceso podremos realizarlo varias veces al día ya que es totalmente inocuo para el organismo y tiene muchas ventajas.

No es recomendable este remedio para la tos en niños pequeños si no saben realizar gárgaras y corren peligro de poder tragarse la solución salina.

En frutas de la familia de las Bromilaceae, representado principalmente por la piña, encontramos una enzima conocida como bromelina.

La bromelina es un enzima presente en la piña cuya acción permite romper proteínas y mejorar la asimilación de aminoácidos libres.

Específicamente, la bromelina ha sido estudiada para estudiar su potencial en diversas dolencias, encontrándose una buena respuesta frente a la sinusitis, mucosidad pulmonar y de las vías respiratorias. De hecho, ha sido aprobada por la comisión alemana como un suplemento efectivo para los problemas relacionados con la sinusitis.

La acidez de la piña también tiene beneficios para solubilizar las mucosidades generadas en procesos de resfriado, gripe u otras dolencias de índole parecida.

8. Infusión de tomillo

El tomillo siempre ha estado asociado como planta aromática y medicinal para el alivio de las vías respiratorias, tratamientos de bronquitis, problemas digestivos y acción bactericida.

Ese cúmulo de propiedades pueden servir como remedio casero frente a la tos, mediante la infusión de tomillo.

El tomillo ha sido estudiado en diversos ensayos científicos para reducir los efectos perjudiciales de la bronquitis. Tanto su acción descongestionante por la presencia de polifenoles y el efecto de sus antioxidantes, los resultados conseguidos han sido muy satisfactorios. [ESTUDIO]

9. N-acetilcisteína (NAC)

Dentro de los suplementos alimenticios, cada vez más de moda, encontramos aquellos que contienen una buena fuente del aminoácido L-cisteína.

Mantener unos niveles correctos de este aminoácido y la dosis diaria recomendada previene el origen de la tos húmeda y la presencia de moco o secreciones nasales excesivas.

Se ha estudiado largamente el efecto de la N-acetilcisteína para el alivio de los síntomas de la bronquitis de tipo crónico. Con ello se redujo la inflamación y una mejora de las vías respiratorias por menor presencia de mocos y tos. [ESTUDIO]

La dosis diaria recomendada de N-acetilcisteína (NAC) es de 600 mg para un alivio en situaciones leves y hasta 1.200 mg con gran cantidad de mocos y bronquitis severa.

10. Uso de probióticos

Aunque los probióticos están en continua revisión y muchos de ellos cuestionados, existen algunos de ellos que están demostrando eficacia en diversos problemas y enfermedades leves.

El uso de probióticos no tiene un efecto directo en el alivio de la tos, pero sí fomenta el estímulo del sistema inmunológico y, con ello, la prevención futura de este tipo de dolencias. [ESTUDIO]

Es el mismo caso de la vitamina C, donde su consumo cuando estamos resfriados no consigue reducir los síntomas, sino que favorece la prevención (antes de sufrir el problema).

Algunos ejemplos de alimentos considerados como probióticos son los siguientes:

  • Todo tipo de yogures de origen natural
  • Chucrut
  • Sopa de miso
  • Kimchi

¿Conoces más remedios caseros para la tos que no hayamos mencionado?

¿Qué remedios caseros para la tos puedo tomar?
5 (100%) 1 vote

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.