9 propiedades del calabacín con revisión médica

Los hábitos de alimentación basados en el consumo de verduras y frutas ofrecen multitud de beneficios. Entre ellos, las propiedades del calabacín están consideradas como muy positivas y beneficiosas, debido a su alto contenido en agua, antioxidantes y minerales.

En este artículo hemos querido realizar una revisión científica de los efectos positivos que tienen incluir el calabacín en nuestra dieta.

Además, existen muchísimas recetas que incorporan esta hortaliza en ella, por lo que no te será complicado introducirla en tu vida cotidiana.

Las propiedades del calabacín están muy relacionadas con lo que nos puede aportar cualquier alimento de la familia de las cucurbitáceas (Cucurbitaceae), por lo que tienen una composición mineral y nutricional parecida y comparten muchos principios activos y sustancias antioxidantes.

Por ello, hemos querido reunir 12 propiedades atribuídas al calabacín, con ensayos clínicos y estudios científicos que han avalado sus beneficios.

Propiedades del calabacín para mejorar nuestro estilo de vida

1. El calabacín tiene una composición nutricional equilibrada

La mayor parte de esta hortaliza es agua. Por ello, todas las vitaminas que contiene están en estado soluble y directamente disponibles para el organismo. Además contiene una muy buena relación nutricional de minerales y antioxidantes.

Como es una verdura, su contenido en grasa es muy bajo y no contiene colesterol.

Esto es lo que nos aportarían 100 gramos de calabacín.

  • Energía: 17 kcal
  • Proteínas: 1,21 g
  • Grasas totales: 0,32 g
  • Carbohidratos: 3,11 g
  • Fibra dietética: 1 g

Minerales aportados en el calabacín (100 g)

  • Calcio: 16 mg
  • Hierro: 0,37 mg
  • Magnesio: 18 mg
  • Fósforo: 38 mg
  • Potasio: 261 mg
  • Sodio: 8 mg
  • Zinc: 0,32 mg

Vitaminas aportadas (100 g)

  • Vitamina C: 17,9 mg
  • Tiamina: 0,045 mg
  • Riboflavina: 0,094 mg
  • Niacina: 0,451 mg
  • Vitamina B6: 0,163 mg
  • Folato: 24 µg
  • Vitamina B12: 0 µg
  • Vitamina A200 IU
  • Vitamina E0,12 mg
  • Vitamina D: 0 µg
  • Vitamina K: 4,3 µg

Beneficios y propiedades del calabacín

2. Alto contenido en antioxidantes

Al igual que sucede con muchas otras frutas y verduras, muchas de las propiedades del calabacín se atribuyen a su contenido en antioxidantes.

Entre ellos, encontramos presencia de carotenoides como el betacaroteno, zeaxantina y luteína. [Ver información adicional]

Esto es muy importante ya que diariamente nos introducimos (a través de otros alimentos) sustancias oxidantes conocidas como radicales libres. Sin la presencia de los antioxidantes, estas sustancias pueden volverse perjudiciales para el organismo y provocar enfermedades a medio y largo plazo, entre ellas el cáncer.

La ingesta habitual de este tipo de sustancias tiene efectos positivos sobre el ser humano, especialmente en la prevención de enfermedades, como demuestran muchos estudios científicos.

Al reducir el estrés oxidativo a nivel celular, se reduce la reactividad de sustancias cancerígenas oxigenadas. Hablamos de reducir en un porcentaje importante el riesgo de sufrir cáncer y trastornos cardiovasculares.

3. Ofrece ventajas en la salud cardiovascular

Una revisión científica de los alimentos con alto contenido en fibras y bajo en grasas ha demostrado que tiene influencia directa sobre la salud del sistema cardiovascular. A su vez, permite prevenir enfermedades cardiorespiratorias, como infartos, isquemias o ictus.

La pectina, una fibra soluble presente en el calabacín, tiene acción directa en la reducción de los niveles del colesterol malo (LDL), incrementando los niveles de los ácidos grasos saludables (HDL) [Ver estudio científico]

Una dieta alta en fibras (al menos 10 gramos diarios) durante un periodo de 60 días, puede reducir el colesterol LDL en hasta 2,2 mg/dl, algo muy interesante y que podemos implementar en nuesetra vida saludable con muy poco esfuerzo. [Ver conclusiones del estudio]

Los alimentos ricos en potasio, como muchas frutas y verduras, están relacionadas con una reducción de la presión arterial, a la vez que ofrecen una mayor dilatación de los vasos sanguíneos.

Esto favorece una significativa reducción de enfermedades cardíacas e incluso accidentes cerebrovasculares. Además, los productos ricos en antioxidantes, como los carotenoides presentes en las propiedades del calabacín, tienen un efecto positivo sobre la salud cardiovascular.

4. Mejora la digestión y la presencia de microorganismos saludables

Nos encontramos con un alimento que contiene una buena fuente de agua, azúcares y fibra digestiva.

Esta mezcla es muy eficaz para facilitar el movimiento intestinal y ablandar las deposiciones, reduciendo el estreñimiento considerablemente.

A su vez, se ha demostrado científicamente como la fibra colabora con mantener una carga microbiológica positiva, y esto está muy relacionado con la salud y con la prevención de multitud de enfermedades y trastornos.

Hasta tal punto, que el futuro está en manos de los trasplantes fecales, con el objetivo de conseguir equilibrar la base microbiológica que tenemos en el estómago y en otros órganos, y que a su vez es capaz de atacar y eliminar bacterias y hongos patógenos.

El consumo de alimentos como el calabacín, fomenta la reducción de trastornos intestinales como el síndrome del intestino irritable, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn. [Ver información adicional]

5. Posibles efectos anticancerígenos

Aunque aún es pronto para llegar a conclusiones suficientemente veraces, estudios realizados en laboratorio y con animales han concluído una respuesta positiva de algunas sustancias activas presentes en el calabacín frente a células cancerosas.

Los pasos futuros será comprobar su efecto cuando es aplicado, ya sea a través de la ingesta de calabacín o la síntesis de sus antioxidantes principales sobre células cancerosas en el ser humano, y que tipo de órganos puede proteger o prevenir.  [Ver ensayos realizados]

6. Mejora la funcionalidad de la visión

Dentro de los alimentos, existen compuestos que favorecen la visión y mejoran la salud ocular. Algunos de ellos son los antioxidantes (como el betacaroteno) y la famosa vitamina C.

Los antioxidantes tienen actividad positiva sobre la visión, ya que pueden acumularse en la retina, con la reducción del riesgo de sufrir enfermedades degenerativas de la visión, y esto es importante con el paso de los años. [Ver estudio]

Además, los compuestos antioxidantes como la zeaxantina y la luteína están directamente relacionados con ello, reduciendo el riesgo de degeneración muscular, y disminuyendo las propiedades de sufrir cataratas.

7. Puede regular los niveles de azúcar en sangre

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que continua avanzando, y cada vez en personas de menor edad, según las cifras de las estadísticas.

Esto hace que cada vez más se busquen alternativas saludables y uso de productos naturales que puedan realizar algún efecto positivo sobre la diabetes.

Analizado en ensayos clínicos las propiedades del calabacín, no tiene efecto directo sobre la reducción del azúcar en el torrente sanguíneo, pero sí se ha demostrado que dietas bajas en carbohidratos consiguen un mayor equilibrio en los niveles de azúcar. [Consultar información]

La fibra contenida sí que tiene acción directa sobre las fluctuaciones de azúcares entre los periodos de ayuno y comidas. Lo ideal es tener valores que no fluctúen y eso se atribuye a una vida saludable con alimentación rica en fibras procedentes de frutas y verduras.

8. Mantiene la obesidad a raya

Esta propiedad relacionada con la dieta y la salud en la nutrición es atribuible a prácticamente todas las frutas y verduras.

No descubriremos nada si aceptamos que la dieta mediterránea y todas las variantes donde las hortalizas, frutas y verduras forman un pilar importante favorece mantenerse en nuestro peso ideal y reducir la obesidad. [Ver conclusiones]

Alimentos ricos en fibra y agua sacian con pequeñas cantidades, además de tener altas concentraciones en minerales, vitaminas y antioxidantes.

La reducción de la ingesta de alimentos grasos y saturados, con colesterol malo (LDL), aumentan la masa lipídica y pueden llegar a obstruir arterias y causar problemas cardiovasculares.

9. Salud ósea

Alimentos con un buen perfil mineral, especialmente magnesio, calcio y vitamina K, favorece buena asimilación de estos nutrientes y fortalece la salud ósea. Esto es interesante para prevenir enfermedades como la conocida osteoporosis.

Además, es importante que estos minerales vayan acompañados de sus respectivos»catalizadores», como la vitamina K o la vitamina D. Con ello se consigue una buena asimilación a través de los huesos.

Suplementos de calcio

Si a pesar de todo, no conseguimos subir los niveles de calcio necesarios para evitar problemas de osteoporosis y falta de densidad ósea, también podemos recurrir a los suplementos alimenticios. Comprimidos concentrados que podemos tomar durante las comidas y que son respaldados por la comunidad médica.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.