Usos medicinales del Ombligo de Venus (Umbilicus rupestris)

El ombligo de Venus es una planta que se puede localizar en la zona oeste y sur de Europa Mediterránea. Frecuentemente se le puede ver crecer en las grietas de los muros y rocas, y en la corteza de árboles; capaz de adaptarse a climas cálidos o fríos.

Desde la antigüedad, ya se conocían sus propiedades medicinales, lo que la ayudó a convertirse en una planta muy preciada a la hora de tratar diversas dolencias de nuestro organismo. En la actualidad, ha perdido su popularidad curativa, siendo desplazada por la medicina formal.

Una planta llamada ombligo de Venus

También conocida como Ombliguera, ombligo de Venus es una planta que se adapta perfectamente a sitios donde haya sombra abundante. Tiene la capacidad de aprovechar al máximo los nutrientes que pueda encontrar en los lugares donde crece y se desarrolla.

Necesita crecer en lugares húmedos para poder desarrollarse. Si pierde humedad, adquiere una apariencia de estar seca, pero recupera todo su esplendor y colorido, cuando el ambiente se torna propicio para realizar todas sus funciones de forma normal.

Ombligo de Venus es una planta que puede recolectarse en cualquier época del año. Sin embargo, lo más recomendable es hacerlo a finales de la primavera para un mejor aprovechamiento de sus propiedades si se va a utilizar con fines medicinales.

Se considera que una planta tiene propiedades curativas cuando uno o más de sus componentes es capaz de curar o aliviar dolencias o enfermedades, siendo el caso de la Umbilicus rupestris que, si bien no se ha estudiado lo suficiente y se desconoce todo su potencial, es sabido que se puede utilizar para tratar ciertas dolencias, con resultados muy positivos.

Aparte de sus usos medicinales, ombligo de Venus puede cultivarse como planta ornamental. Es muy fácil de propagar mediante sus semillas o se pueden propagar por la acción del viento o de las aves y su porcentaje de germinación es bastante alto.

Planta ornamental ombligo de Venus

Características de Umbilicus rupestris

Ombligo de Venus se desarrolla en zonas cálidas, pero que a su vez necesita sombra y humedad para poder desarrollarse. Sus hojas carnosas son de un verde intenso de forma redondeada, con una hendedura en el centro parecida a un ombligo, de allí su nombre.

Sus flores son de un color amarillo verdoso, pudiendo adquirir un color rosáceo en las puntas. Tienen forma acampanada y crecen en forma de espigas y alcanzan una altura de hasta 50 centímetros. Suelen presentarse entre los meses de abril y mayo.

Su tallo crece de forma recta, es de un color verde claro y alcanza una altura de 15 centímetros aproximadamente. Inicia su crecimiento a finales del invierno cuando comienzan a salir todas sus hojas y finalizando la primavera, comienza su floración.

Propiedades de ombligo de Venus

Aunque se desconoce a ciencia cierta su efectividad para el tratamiento de enfermedades, se ha comprobado que posee importantes propiedades como coadyuvante para tratar algunas dolencias del organismo con resultados bastante satisfactorios.

Ayuda a evitar el aumento de bacterias, por lo que es muy recomendable su uso en la cicatrización de heridas y quemaduras. Esta planta es muy valorada por su poder nutricional y es muy eficaz en la eliminación de radicales libres. Suele consumirse en ensaladas y para decorar diferentes platillos.

Esta planta se caracteriza por poseer varias propiedades curativas entre las que destaca con mayor notoriedad, su capacidad para cicatrizar heridas, quemaduras, úlceras y granos. Para el tratamiento de estas afecciones de la piel, solo basta con triturar algunas hojas limpias sobre la parte afectada.

El líquido que se obtiene al machacar las hojas y el tallo en un mortero, es eficaz para tratar dolores en los oídos, administrando varias veces al día, hasta lograr la desaparición del dolor. El líquido que se obtiene triturando las hojas junto con el tallo y mezclándolo con agua sirve como diurético, tomando diariamente en ayunas.

El médico griego Hipócrates, sostenía que, comer las hojas de esta planta, era muy eficaz si se quería procrear niños varones, aunque esta teoría en la actualidad, no posee ningún fundamento científico.

Para tratar hemorroides, se recomienda tomar unas cuantas hojas limpias y quitarles la piel que las recubre y luego colocar directamente en la parte afectada en forma de tiras

Se han encontrado los siguientes compuestos en ombligo de Venus:

  • Trimetilamina
  • Ceras vegetales
  • Fitosterina
  • Isoquercitrina
  • Z y E-venusol
  • Vitamina C
  • Minerales
  • Mucílago

Puede ser utilizada como cicatrizante, antiséptico, lenitivo, protector hepático, analgésico, diurético, astringente, dermoprotector y vulnerario.

Si se mezclan las hojas y las raíces de ombligo de Venus con vino blanco y se deja macerar por una semana, es muy efectivo para combatir la hidropesía (acumulación de líquido en cualquier cavidad del organismo). Para que surta efecto, debe tomarse antes de las comidas.

Las hojas pueden ser consumidas cocidas o crudas en las cantidades que se desee, teniendo en cuenta que el sabor puede variar de acuerdo a la estación en la que se recolecte, presentando un sabor bastante suave y agradable en invierno y comienzos de la primavera y más fuerte en verano, sin llegar a ser desagradable.

Tomado en zumos elaborados con los tallos de la planta, actúa como diurético, deshace los cálculos renales y ayuda a liberar mayor cantidad de sodio a través de la orina. Mejora la presión arterial

Contraindicaciones de Ombligo de Venus

Si bien es cierto que la planta ombligo de Venus, es utilizada por sus bondades curativas, debe utilizarse con precaución sobre todo al momento de consumirla, ya que sus componentes químicos no han sido ampliamente estudiados, por lo que su consumo, puede tener efectos no deseados.

Cuando se sospeche de perforación del tímpano, no debe utilizarse la planta para calmar dolores de oídos, ya que puede ocasionar daños en el interior del mismo.

Si se va a administrar por vía oral, las hojas deben estar recién recolectadas, es decir, deben ser frescas. No es recomendable conservarlas dentro o fuera de neveras o congeladores para su posterior consumo, ya que disminuyen sus propiedades curativas.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.