Miel de acacia: ¿es buena para la salud?

La miel de acacia es un proceso de elaboración de miel por medio de abejas que polinizan las flores de la planta acacia (Robinia Pesudoacacia), presente en muchas zonas de Europa y América del Norte.

Al igual que ocurre con la miel de romero, se asocian ventajas nutricionales de su consumo, gracias al contenido en antioxidantes de este producto.  En este artículo hemos querido revisar los aspectos relacionados con la composición nutricional, los beneficios y desventajas del consumo de miel de acacia, con el aporte de artículos y revisiones científicas que le den autoridad a lo que decimos.

¿Cómo se produce la miel de acacia?

Cuando se controla el proceso de recolección de néctar por parte de las abejas, ciñéndose solo a plantas como la flor de acacia (Robinia pseudoacacia), como resultado se obtiene un tipo de miel específico con propiedades derivadas de los componentes de este árbol y el proceso de fabricación natural de estos insectos.

Actualmente existen fabricantes europeos y americanos, ya que en ambas zonas podemos encontrar cultivado la falsa acacia.

Existen diferencias notables con respecto a la miel tradicional. Una de ellas, por ejemplo, es el color mucho más transparente y menos denso que ofrece la miel de acacia.

Además, destaca por el potente aroma a flores y un sabor en el paladar delicado y dulce. Debido a su mayor contenido en fructosa, se mantiene en un estado líquido durante más tiempo y solidifica con mayor lentitud cuando bajan las temperaturas.

Composición nutricional

Como es normal, este tipo de miel también aporta un volumen alto de calorías y azúcares, pero también contiene elementos positivos para nuestra salud como vitaminas, minerales y flavonoides.

Una cucharada (21 gramos aproximadamente) de miel de acacia, aporta lo siguiente:

  • Energía: 60 kcal
  • Proteínas: 0 g
  • Grasas: 0 g
  • Carbohidratos: 17 g
  • Azúcares: 17 g

Entre los azúcares presentes, destacan la glucosa, fructosa y sacarosa, siendo la más frecuente la fructosa (debido a que es de origen vegetal).

A valorar en la composición nutricional es su nulo aporte de grasas y proteínas. Por contra, el de carbohidratos (todos de azúcares) es alto. Destaca la presencia de vitamina C y minerales como el magnesio, entre otros.

A nivel fisiológico, existen algunos flavonoides presentes con actividad documentada como antioxidantes. [Ver actividad biológica de la miel de acacia]

Propiedades y beneficios del consumo de miel de acacia

Algo interesante de la miel de acacia es que su uso no está limitado unicamente al consumo. Se han reportado beneficios cuando es aplicado a nivel epidérmico para favorecer la curación de heridas y la reducción de la inflamación.

Vamos a comentar algunos de los beneficios contrastados del uso de miel de acacia.

Actividad antimicrobiológica fernte a bacterias

Se ha demostrado científicamente como distintos componentes de la miel procedente de acacia reduce la actividad de grupos de bacterias tipo Pseudomonas aeruginosa y Staphylococcus aureus, las cuales han demostrado en los últimos años ser resistentes a cada vez más grupos de antibióticos.

El efecto bactericida de la miel de la falsa acacia se debe a la presencia de grupos de peróxido de hidrógeno, que actúan como oxidantes de la pared celular de este grupo de bacterias.

+ Actividad antibacteriana de diferentes tipos de mieles de flor. 

Presencia de antioxidantes

Una de las propiedades nutricionales a destacar de esta miel es la presencia de distintos grupos de flavonoides con actividad antioxidante, como se ha demostrado en su actividad biológica.

Esta actividad reduce el daño oxidativo que causan los radicales libres presentes en el organismo por consumo de sustancias perjudiciales.

El consumo de este tipo de flavonoides reduce la aparición a largo plazo de enfermedades crónicas (de tipo cardíaco, cáncer y diabetes, entre otros). Entre ellos, destacan la presencia de los siguientes tipos en la miel de acacia:

  • Acacetina
  • Secundiflorol
  • Mucronulatol
  • Isomucronulatol
  • Isovestitol
El consumo de estos compuestos ha demostrado tener actividad frente al desarrollo de enfermedades. Por ejemplo, en varios estudios se ha demostrado como las bioactividades en BST y las citotoxicidades contra células tumorales humanas fueron significativamente citotóxicas (producían mortandad en células tumorales), especialmente en las de próstata).

Además de los flavonoides, también hay presencia de betacaroteno, un pigmento vegetal que también tiene propiedades antioxidantes.

Favorece la cicatrización de heridas

La presencia de antioxidantes como los comentados y el peróxido de hidrógeno, hace que los beneficios de la miel de acacia no solo se limiten a su consumo por vía oral. Estos compuestos también tienen efecto aplicados sobre la piel.

En concreto, su uso sobre heridas o quemaduras acelera la cicatrización y reduce las probabilidades de inflamarse por presencia de microorganismos patógenos (bacterias, específicamente).

Actualmente, se están analizando su poder de curación a nivel in vitro no solo sobre la piel, sino sobre las heridas en la córnea, específicamente en la curación de los fibroblastos corneales.

Mejora la salud de la piel

En el mercado de cremas y lociones para la piel, existen muchos productos que contienen miel de acacia como base principal entre sus ingredientes.

No solo se debe al agradable olor que proporcionan las flores de la acacia, sino también a sus efectos para combatir el acné, suavizar e hidratar la piel.

Otra ventaja añadida de su uso como crema es las propiedades antibacterianas comentadas anteriormente, lo que hace de este producto natural una buena referencia frente al acné, que basa su éxito en reducir la presencia de microorganismos.

Productos con miel de acacia

Productos recomendados

900 g Miel en flor Acacia orgánica, Certificado Bio, sin antibióticos, sin azúcar, sin calentar, sin pasteurizar, crudo, miel real BulgarianBee
  • Miel de acacia certificada orgánica de Bulgaria.
  • A prueba de fugas mediante un anillo de plástico sellado en la tapa para el transporte de seguridad.
  • Sin calentar, sin pasteurizar, sin OGM, sin azúcar, sin aditivos, sin pesticidas, todo orgánico. Especificación - Color amarillo claro, miel líquida, HMF <3.

Posibles efectos secundarios

Como suele decir el refrán, no todo el monte es orégano, y hay algunas particularidades negativas de la miel procedente de Robinia pseudoacacia.

En general, las autoridades sanitarias consideran la miel de acacia como un producto seguro de comer. En algunos casos, han existido procesos ligeros de alergia o se recomienda evitar su consumo en una población específica.

Se recomienda evitar su consumo en las siguientes personas:

Recién nacidos o en proceso de lactancia

Existe un riesgo claro de botulismo con cualquier tipo de miel, incluido la de acacia, por lo que no se recomienda su consumo en bebés y niños menores de 1 año.

Personas que sufran diabetes

Debido al alto contenido en azúcares, no es recomendable su consumo en exceso en personas diabéticas, independientemente de que la procedencia de dichos azúcares sean naturales.

Alérgicos a la miel o productos derivados de las abejas

Personas que sufran procesos alérgicos a la miel de abeja, no deben tomar la de acacia, ya que comparte muchos ingredientes activos.

En general, aunque se considera que existen abundantes beneficios para la salud con su consumo, debido al alto porcentaje en azúcares que contiene, es recomendable realizar un consumo moderado de este miel, para evitar un impacto negativo en la salud, a nivel nutricional.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.