Lactobacillus rhamnosus: un probiótico a tener en cuenta

Cada vez más conocemos la gran importancia que tienen las bacterias en nuestro organismo, y no solo hablamos de las que habitan el tracto digestivo. Nuestro cuerpo puede albergar entre 10 a 100 billones de bacterias, y cumplen funciones esenciales para el correcto funcionamiento en nuestra vida.

Sí que es verdad que la gran mayoría se encuentran en nuestro intestino, y se conocen como microbiota. El consumo de alcohol, los antibióticos tomados al tún tún o la alimentación que llevemos puede condicionar el número de bacterias presentes y, lo que es más importante, el tipo.

El desequilibrio entre el número de bacterias y las distintas familias puede ocasionar enfermedades que pueden llegar a ser graves y afectar al sistema inmune. Por eso, es interesante conocer algunos probióticos basados en bacterias beneficiosas, como Lactobacillus rhamnosus.

Este tipo de microorganismo lo podemos encontrar en casi todos los alimentos lácteos, aunque también lo podemos consumir a través de probióticos o suplementos dietéticos. Por ello, queremos revisar la importancia que tiene Lactobacillus rhamnosus y sus implicaciones en nuestro organismo.

¿Qué es el Lactobacillus rhamnosus?

Lactobacillus rhamnosus es un tipo de bacteria que se encuentra habitualmente en nuestro intestino. Pertenece al género Lactobacillus, un grupo de bacterias que tienen la particularidad de  producir la enzima lactasa. Esta enzima es la encargada de descomponer el azúcar lactosa presente en los lácteos y transformarlo en ácido láctico.

Por ello, han sido clasificadas por la comunidad científica como bacterias probióticas, ya que puedne ofrecer beneficios para la salud cuando se encuentran en equilibrio con nuestro intestino.

Actualmente, existen muchísimas investigaciones que respaldan los beneficios de Lactobacillus rhamnosus. Sin embargo, existen muchas cepas diferentes y con distinta actividad a nivel intestinal.

¿Qué son realmente los probióticos?

La definición propia de un probiótico es la de cualquier microorganismo vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un beneficio para la salud del huésped.

Nuestro intestino es el principal órgano (pero no el único) donde habitan millones de bacterias que colonizan sus paredes. Estos microorganismos son los encargados de descomponer los alimentos y transformarlos para aprovechar el máximo posible de ellos. Por ejemplo, pueden transformar la fibra en ácidos grasos de cadena corta, sintetizar algunas vitaminas o reforzar nuestro sistema inmune.

Estos probióticos pueden venir del consumo de ciertos alimentos, en especial los lácteos o productos fermentados (chucrut, kéfir o yogur), como ocurre con Lactobacillus rhamnosus.

Existe diferencias claras en el concepto de probióticos y prebióticos. El primer término se refiere a los microorganismos, como los hemos definido anteriormente. El segundo, a los alimentos que favorecen el crecimiento de su población. La mayoría de ellos están formados por fuentes de fibra e hidratos de carbono (almidón, polisacáridos y oligosacáridos, entre otros).

Lactobacillus rhamnosus salud

Beneficios de tomar Lactobacillus rhamnosus

Aunque la mayoría de los efectos beneficios de L. rhamnosus están relacionados con la mejora del sistema digestivo, también ofrece interacciones positivas con otros órganos y partes de nuestro cuerpo.

Mejora la salud intestinal

Un claro ejemplo de lo que hace un probiótico es mejorar, en términos generales, la salud intestinal. Lactobacillus rhamnosus es capaz de producir ácido láctico, el cual ayuda a prevenir la supervivencia de bacterias potencialmente dañinas en nuestro tracto digestivo.

Esto hace que la presencia de esta bacteria limite el desarrollo de otras patógenas como Candida albicans, evitando su colonización en las paredes intestinales. [Ver estudio]

A su vez, también tiene la capacidad de potenciar algunos grupos beneficiosos, como Clostridia, bifidobacterias o del género Bacteroides.

A nivel nutricional, Lactobacillus rhamnosus tiene la capacidad de aumentar la producción de ácidos grasos de cadena corta (acetato, propionato y butirato), fuentes interesantes de alimentación celular y fermentadores de la fibra que consumimos en nuestra dieta. [Información adicional]

Estos ácidos grasos de cadena corta están relacionados, según varias investigaciones científicas, con la prevención de cáncer de colon, la pérdida de peso corporal y el control de la glucemia en personas diabéticas. [Estudio sobre prevención de cáncer]

L. rhamnosus Puede prevenir la diarrea

Cuando sufrimos diarrea, el origen es un desajuste en las poblaciones microbiológicas y la presencia de bacterias patógenas. Esto provoca la pérdida continuada de líquidos que puede desencadenar deshidratación aguda.

Varios estudios científicos certifican que Lactobacillus rhamnosus puede ayudar a prevenir la aparición de diarrea, especialmente cuando está relacionada con el consumo de antibióticos. [Ver informe]

La revisión de varios estudios que implicó a 1.500 personas encontró pruebas concluyentes de que la cepa Lactobacillus rhamnosus GG redujo el riesgo de diarrea relacionada con antibióticos del 22.4% al 12.3%. [Ver informe]

Puede aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable

Existe un porcentaje cada vez mayor de personas que sufren síndrome del intestino irritable. Actualmente se desconocen las causas de su origen y los síntomas que provoca, relacionados con dolor abdominal, hinchazón o gases.

Las últimas referencias médicas conectan esta enfermedad con la flora intestinal natural de nuestro organismo. Se cree que el SII está relacionado con un mayor volumen de bacterias patógenas como Clostridium , Streptococcus y E. coli y un menor volumen de aquellas beneficiosas como Bifidobacterium o Lactobacillus.

Los alimentos prebióticos que fortalecen estos microorganismos favorables parecen disminuir los efectos causados por el síndrome del intestino irritable. [Ver información adicional]

Esta enfermedad necesita aún más investigaciones para llegar a conclusiones veraces sobre su origen, efectos y control, y sobre todo a la implicación de los organismos probióticos.

Puede prevenir infecciones urinarias

Una infección urinaria puede suceder en cualquier parte del tracto urinario, los riñones, la vejiga o la uretra.

Por la anatomía de los órganos sexuales, es bastante más frecuente en mujeres, y está causado habitualmente por la presencia de Staphylococcus saprophyticus y Escherichia coli. 

Algunas investigaciones señalan que las bacterias probióticas, pueden prevenir algunas infecciones urinarias al restaurar la flora vaginal y reducir poblaciones de bacterias patógenas. Actualmente se están estudiando varias cepas, donde parece ser que Lactobacillus rhamnosus GR1 funciona muy bien en la prevención de infecciones urinarias.  [Ver estudio]

No ocurre lo mismo con la cepa GG que también funciona frente a la diarrea. Aún queda un largo camino por descubrir y se necesita más investigación.

Puede proteger contra las caries en niños/as

Las caries dental es bastante frecuente en niños pequeños, especialmente por tomar leche y alimentos azucarados.  Estas bacterias crean ácidos que descomponen el esmalte y dañan la capa externa de los dientes.

Se ha estudiado la implicación de bacterias probióticas como L. rhamnosus y su actividad antimicrobiana, y parece ser que tiene efectos positivos en la prevención de la caries.

En un estudio realizado en niños con consumo habitual de leche, se demostró que el grupo que tomaba leche con probiótico tenía menos caries y bacterias dentales que el grupo placebo. [Ver estudio]

Sin embargo, se necesita más información para conocer cómo actúa esta bacteria frenando el desarrollo de los microorganismos patógenos.

Otros beneficios potenciales

Puede reducir alergias: pueden ayudar a prevenir los síntomas de alergia al promover el crecimiento de bacterias intestinales amigables y suprimir el crecimiento de bacterias dañinas. [Información adicional]

Lactobacillus rhamnosus para adelgazar: puede suprimir el apetito, especialmente en mujeres. [Ver estudio]

Puede aumentar la sensibilidad a la insulina: estudios realizados en animales muestran que varias cepas de Lactobacillus rhamnosus pueden incrementar la sensibilidad a la insulina y el control del azúcar en la sangre. [Ver estudio]

Puede reducir el colesterol en la sangre: estudios realizados en ratones hallaron una reducción en los niveles de colesterol en sangre. [Ver estudio]

Dosis y consumo de L. rhamnosus

Generalmente, los suplementos probióticos contienen varias especies agrupadas de Lactobacilos y bifidobacterias. La cantidad que incluye cada producto va medido en unidades formadoras de colonias (por sus siglas UFC). Un suplemento habitual puede contener cerca de 10 mil millones de bacterias vivas, o 10 mil millones de UFC, por cápsula.

Para prevenir la diarrea asociada al consumo de antibióticos, tenemos que buscar la cepa L. rhamnosus GG, recomendando un consumo de 1 cápsula diaria. El suplemento se debe consumir

varias horas después de tomar elantibiótico, continuando durante 1 semana después de dejar el medicamento.

Además, el consumo de alimentos lácteos aumenta la población de esta bacteria y de otras del grupo Lactobacilus.

Comprar Lactobacillus rhamnosus

Rebajas
Probiótico [30 Mil Millones de UFC] - Fórmula de Amplio Espectro - 15 Cepas - Lactobacilos y Bífidobacterias - Mejora del Sistema Inmunológico - 60 Cápsulas de Liberación Prolongada- 100% Vegano
  • 15 CEPAS PROBIÓTICAS DE LIBERACIÓN PROLONGADA: Nuestro complejo de cultivos único de cepas probióticas contiene una variedad de cepas bacterianas patentadas, cuya eficacia para actuar directamente en numerosas partes del tracto digestivo humano ha sido demostrada científicamente. Seguros frente a los ácidos del estómago, nuestros probióticos viajan a través de tu sistema digestivo con DRCaps, llegando incluso al intestino delgado, en donde se encuentra la mayor parte de la flora intestinal.
  • MEJORA DE LA FLORA DIGESTIVA Y DEL SISTEMA INMUNE: Tu tracto digestivo es responsable de mucho más que simplemente proporcionar a tu cuerpo todas las vitaminas, nutrientes y minerales esenciales. Más de 2/3 de tu inmunidad depende de tu flora intestinal. Nuestro probiótico de amplio espectro es una elección totalmente natural para conseguir un intestino sano y reforzar las defensas. También está diseñado para ayudar a tu sistema inmunológico gracias al zinc añadido de forma natural.
  • 30 MIL MILLONES DE UFC GARANTIZADAS: Te garantizamos que todas y cada una de las cápsulas retendrán 30 mil millones de UFC hasta el final de la vida útil indicada del producto. Esto es debido a su tecnología de microencapsulación patentada, que garantiza además la efectividad del producto.

Seguridad y efectos secundarios

En general, se recomienda su consumo en toda la población sana, con pocos o nulos efectos secundarios. En casos aislados, algunas personas pueden experimentar síntomas como hinchazón estomacal o flatulencias.

Personas con el sistemas inmunes comprometido (VIH, SIDA o cáncer), deben evitar su consumo y consultar previamente con el especialista médico.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.