Por qué la harina de almendras es mejor que otras harinas

Dentro del mundo de las harinas, podemos obtenerla de diversos cereales, semillas y frutos. Aunque la más usual a nivel mundial es la que procede de los cereales (trigo, por ejemplo), existen alternativas viables que incluso mejoran las propiedades beneficiosas para la salud.

Para estudiar esto, se ha analizado la composición nutricional en base a lo que nos aporta, su nivel de carbohidratos y azúcares y su sabor.

Además, hay varios ensayos clínicos donde ven las ventajas que ofrece frente a harinas de distinto origen.

Este artículo revisa los beneficios para el organismo de la harina de almendra y evalúa si es una de las mejores opciones frente a otros tipos de harina.

¿Cómo se obtiene la harina de almendras?

La simple molienda de las almendras nos ofrece el producto conocido como harina de almendras.

La metodología de obtención consiste en en blanquear las almendras con agua hirviendo, de forma que se elimina fácilmente la piel de ellas, algo parecido al proceso antes de freírlas o limpiarlas. A partir de aquí, se muelen o trituran para formar una harina de textura fina.

En el mercado podemos encontrar harina de almendras con piel o peladas previamente, cuya composición nutricional varía ligeramente. En general, la piel suele contener bastantes minerales y más concentración de fibra.

Composición nutricional

La alternativa frente a la harina tradicional de cereal viene por un menor aporte de carbohidratos, más concentración en minerales y un sabor más dulce, propio de la almendra.

No existen diferencias entre la composición nutricional de la almendra natural y de la harina, ya que no sufre modificaciones químicas.

Contenido para 28 gramos

ComposiciónConcentraciónCantidad diaria recomendada
Energía total163 kcal8%
Proteínas6 g12%
Carbohidratos6,1 g2%
Grasas14 g21%
Fibra3,4 g14%

Las almendras destacan nutricionalmente por su contenido en vitamina E con 7,4 mg por ración (37% CDR) riboflavinas (17% CDR), niacinas (5% CDR) y folatos (4% CDR).

Composición mineral

  • Calcio: 75,6 mg (8% CDR)
  • Hiero: 1 mg (6% CDR)
  • Magnesio: 84,8 mg (21% CDR)
  • Fósforo: 146 mg (15% CDR)
  • Potasio: 212 mg (6% CDR)
  • Zinc: 0,9 mg (6% CDR)
  • Cobre: 0,3 mg (13% CDR)
  • Manganeso: 0,7 mg (33% CDR)

Ofrece además, una alta carga de antioxidantes, como puedes ver en el artículo sobre las propiedades de las almendras.

La harina de almendras ofrece mejor índice glucémico

Características de la harina de almendras

Las harinas que proceden de cereales como el trigo presentan alto contenido en carbohidratos,  pero bajo en fibra.

Esto hace que su consumo eleve considerablemente los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo, con subidas y caídas rápidas. Algo que no resulta apropiado para pacientes con diabetes.

Por contra, la harina de almendras contiene menor concentración en carbohidratos y mayor en grasas saludables (insaturadas) y fibra alimentaria.

Esto le otorga ser considerado como un alimento con bajo índice glucémico, por lo que el azúcar se libera lentamente, sin picos bruscos.

Su alto contenido en magnesio ofrece ventajas desde el punto de vista mineral en muchísimas funciones de nuestro organismo. Entre ellas, la regulación del azúcar en sangre.

Como se mencionó anteriormente, la harina de almendras contiene una cantidad notablemente alta de magnesio, un mineral que desempeña cientos de funciones en su cuerpo, incluido el control del azúcar en la sangre. [Fuente consultada]

Un porcentaje muy notable de pacientes con diabetes tipo II (alrededor del 25%) tienen una deficiencia clara de magnesio en su dieta, por lo que la harina de almendra puede ser una aceptable alternativa frente a la de trigo para aumentar este mineral.

La harina de almendra está libre de gluten

La alimentación moderna exige tener cada vez más productos que no contengan gluten, debido a intolerancias o alergias alimentarias a este compuesto, (celíacos).

Las harinas de trigo contienen, y en cantidad, esta proteína. Por ello, la harina de almendras es una fuente alternativa de carbohidratos y proteínas.

No contiene gluten, aunque hay que revisar la marca que compremos para evitar que contenga derivados de cereales y demuestren que tienen un contenido 100% libre de gluten.

Actividad frente al colesterol y la presión arterial

El consumo de alimentos altos en fibra, minerales y vitaminas favorece la reducción de las enfermedades coronarias, una de las causantes de mayor número de muertes en el mundo occidental.

La presión arterial alta y los niveles de colesterol considerado como malo (LDL) son los principales causantes de las cardiopatías y los infartos.

Estudios científicos han demostrado como las almendras son beneficiosas para contrarrestar el colesterol LDL, favoreciendo la acumulación del colesterol bueno (HDL). [Ver información]

Varios estudios con un gran número de pacientes demostró que las almendras consiguieron disminuir hasta 5,8 mg/dl de colesterol LDL. [Consultar estudio]

A su vez, la presión alta está relacionada con un bajo consumo de alimentos con magnesio, por lo que es interesante buscar alternativas de productos que contengan este mineral.

Sin embrago, es necesario profundizar en los estudios para sacar conclusiones más veraces sobre la importancia de la harina de almendras en la salud cardiovascular.

Por contra, la harina de almendras reduce la altura a la que pueden llegar las elaboraciones con harina de cereal, adquiriendo formas más plantas y más densas.

La harina procedente de almendras contiene más calorías que la de cereal, algo que suele ocurrir debido a que las semillas contienen mucha energía. 

Otras alternativas: harina de coco

En el mercado podemos encontrar otras alternativas a las harinas procedentes de cereales o incluso de almendra. Un ejemplo sería la harina de coco, un producto bastante desconocido pero también con ventajas notables.

De la misma forma que las harinas de trigo, la harina de coco contiene más carbohidratos pero menos grasa que la harina de almendra.

Contiene menos calorías para el mismo peso que la de almendras, pero bastante menor contenido en vitaminas y minerales.

Ambas están exentas de gluten, aunque ésta última es bastante más compleja de manipular en repostería. Absorbe mucha más humedad y la textura final es diferente. Esto hace que sea necesario agregar menos agua o leche a los postres.

Resumen y conclusiones

La harina procedente de almendras es una alternativa muy interesante frente a las de trigo, especialmente para personas que tienen intolerancia al gluten.

Posee muchos nutrientes, más calorías que la de trigo y mayor concentración en minerales y vitaminas.

Ofrece mejore ventajas en cuanto al menor riesgo de enfermedades cardíacas (hipertensión) y mejor índice glucémico.

Además, contiene menos carbohidratos y más grasas saludables (HDL) y proteínas que su homóloga de cereal.

Comprar harina de almendras

El precio de la harina de almendras es bastante más alto que la de trigo, ya que la almendra está mucho más valorada y se obtienen menos kilogramos de producción.

Aquí puedes encontrar algunas opciones saludables de harina procedente de las almendras.

Por qué la harina de almendras es mejor que otras harinas
5 (100%) 1 vote[s]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.