Dieta Scardale: ¿en qué consiste esta dieta?

El sobrepeso es considerado en buena parte del mundo, como una de las complicaciones médicas más urgentes a tratar. Diversos factores pueden desencadenar un desorden alimenticio, como el estrés, la agitación diaria y afecciones en el organismo.

Al margen del aspecto físico, en muchas ocasiones, la obesidad es la responsable de enfermedades coronarias, del hígado y de la vesícula. Además, hay casos de accidentes cerebrovasculares, cáncer e hipertensión, que tienen relación directa o indirectamente con este problema. Es por eso que, en muchos países, la obesidad ya es tratada como prioritaria y de salud pública.

Debido a esto, surgen distintos tipos de dietas y hábitos de alimentación restringidos, como la dieta Scardale, donde se realiza una selección específica de los alimentos a consumir, evitando unos y aumentando la ingesta de otros.

Sin embargo, ¿sabes en qué consiste exactamente la dieta de Scardale? Te contamos sus principales características.

¿En qué consiste la dieta Scardale?

Millones de personas recurren a diferentes dietas para equilibrar sus comidas, con el objetivo de verse mejor físicamente o de subsanar alguna enfermedad.

En este sentido, la dieta Scardale seguramente sea una de las más controvertidas, por el rápido impacto que tiene en el organismo.

Este régimen fue inventado por el cardiólogo norteamericano Herman Tarnower, en la década del 70 y permite perder hasta 8 kilos en sólo dos semanas.

En primer lugar, el régimen Scardale consiste en 3 comidas diarias. Entre sus principales características, encontramos una disminución considerable del consumo de carbohidratos y la eliminación total de azúcares y alcohol.

Por otra parte, se busca un aumento importante de la ingesta de proteínas, verduras y lácteos descremados.

¿Es realmente saludable y funciona?

Lo primero a aclarar es que la dieta Scardale ha funcionado en millones de personas. Eso sí, se necesita de una extrema disciplina, y no salirse en ningún momento de indicado por el médico.

Al momento de confeccionar las dietas Scardale, lo ideal es que la persona no sienta que está en un régimen estricto y por eso las combinaciones son:

  • 31% de carbohidratos.
  • 22% de grasas.
  • 44% de proteínas.

Distribución alimentos dieta Scardale

De esta forma, no hay ataques de ansiedad ni se llegue a las comidas principales con el estómago vacío.

La idea es consumir apenas 1.000 calorías por día, lo que da como resultado, una pérdida de casi 1 kilo diario. Por esta razón, los efectos son rápidos y visibles.

Una dieta Scardale básica se realiza en 2 partes. La primera dura 2 semanas y es realmente intensa. Durante este período, lo establecido por el nutricionista debe cumplirse a la perfección.

Seguramente te preguntarás, ¿por qué no puedo mantener la dieta más tiempo? La respuesta es porque elimina carbohidratos y lácteos fundamentales para el organismo.

Por ejemplo, la disminución de calcio puede ser motivo suficiente para tener problemas en los huesos.

Lo más difícil no es llegar, sino mantenerse. Es una frase que aplica muy bien para lo que viene después de esos días intensos.

Es que tras la parte fuerte de la dieta Scardale, la persona tiene que establecer un régimen de comidas equilibrado, para no volver a aumentar de peso.

En este punto, se van agregando alimentos y bebidas, siempre en raciones considerables, que estaban prohibidos en la primera fase.

Opiniones sobre la dieta

La dieta Scardale tiene números sorprendentes. Por esta razón, las opiniones de los especialistas son muy variadas. ¿Es posible bajar tanto de peso en poco tiempo? La respuesta es Sí, siempre y cuando se lleve al pie de la letra, todo lo indicado en la dieta.

Menú tipo Scardale

Durante la parte más dura de las dietas Scardale, no se debe ingerir ningún alimento fuera de las horas de comida. Con la excepción de consumir alguna hortaliza, como los bastones de la zanahoria, una fruta o una gelatina sin azúcar.

Tampoco se debe utilizar azúcar ni miel. Para reemplazar estos ingredientes, sí se puede optar por un edulcorante.

En lo que respecta a las bebidas, queda prohibido el alcohol y la gaseosa. Sí se puede tomar café, té y refrescos dietéticos. En este punto, es muy importante beber 8 vasos diarios de agua.

Al momento de condimentar las ensaladas, la clave es hacerlo con vinagre o limón. Se debe evitar, por ejemplo, el aceite de oliva.

Durante la dieta Scardale, el pollo y el pavo deben consumirse sin piel y cocinarlos al vapor o a la plancha. Por su parte, las carnes rojas deben hacerse a la plancha y sin grasa.

Luego de las 2 semanas intensas, las comidas diarias suben a 6 raciones.  Pueden agregarse a la dieta alimentos y bebidas que estaban terminantemente prohibidos, como la pizza, fiambres o alguna cerveza o copa de vino.

En este punto, se debe evitar las frituras, guisos y salsas, ya que aportan grandes cantidades de calorías.

Alimentos a consumir

Alimentos de la dieta Scardale

Durante el tiempo que la persona está haciendo la dieta Scardale, hay alimentos imprescindibles en cada una de las comidas. Hablamos del desayuno, el almuerzo y la cena.

En este sentido, al momento de la primera comida del día, no puede faltar una fruta y lo ideal es variarla diariamente. Ésta puede ser un plátano, una manzana, una pera o una naranja. La fruta va acompañada siempre por una infusión, como té o café y una rebanada de pan.

La fruta y el café forman parte del menú del almuerzo también, al que necesariamente debe sumarse un alimento más contundente, como una hamburguesa a la parrilla, atún a la plancha, surtidos de quesos mezclados, espinacas o pollo.

La cena tiene como rasgo distintivo, que siempre conlleva la preparación de diversas ensaladas. En general va a acompañada por una porción de carne, pollo, cordero o pescado.

Alimentos a evitar

Entre las comidas y aderezos más comunes que están terminantemente prohibidos, encontramos la mantequilla, mayonesa, harinas, arroz, la leche, la carne grasosa y el pollo con piel.

Además, durante las primeras 2 semanas de la dieta Scardale, no se puede consumir ninguna bebida alcohólica, así como tampoco gaseosas.

Es fundamental respetar el régimen, porque la ingesta de cualquiera de estos alimentos o bebidas, especialmente durante la primera fase, puede echar por tierra todo lo logrado hasta el momento.

Variaciones de la dieta Scardale

La dieta Scardale puede aplicarse a personas con diabetes, aunque es necesario un acompañamiento médico constante.

Al ser baja en carbohidratos, la pérdida de peso es inmediata y la glucosa, responsable de los principales problemas para los diabéticos, se mantiene en niveles bajos.

En el caso de los veganos o vegetarianos, también es posible llevar a cabo la dieta de Scardale. La clave aquí es sustituir las proteínas de la carne animal por las de origen vegetal. Estas deben aportar los aminoácidos y nutrientes necesarios para que funcione de manera correcta.

La dieta Scardale no es recomendable para deportistas, debido al bajo consumo de carbohidratos, que puede perjudicar severamente no sólo el rendimiento del atleta, sino también su organismo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.