Alimentos con colágeno

Top alimentos con colágeno 🥇

¿Qué mantiene unidos a los organismos complejos? Una de las principales respuestas es el material áspero y fibroso conocido como colágeno. El colágeno consiste en cadenas polipeptídicas de proteína (glicina, prolina, hidroxiprolina y arginina), plegadas en una conformación de triple hélice.

Constituye el 30% de la proteína en el cuerpo y hasta el 70% de la proteína en la piel. El colágeno garantiza la cohesión, elasticidad y regeneración de todo nuestro tejido conectivo. El colágeno es como el «pegamento» que nos mantiene unidos.

Vamos a conocer los principales alimentos con colágeno que tenemos disponibles y cómo implementarlos en nuestra dieta.

Para qué sirve el colágeno

Incorporar alimentos con colágeno nos hará increíblemente fuertes. De hecho, el colágeno tipo I (un tipo que se encuentra en el cuerpo humano) es más fuerte que el gramo de acero por gramo. Es fundamental para la reproducción celular saludable, las articulaciones, el tejido conectivo y más.

Los aminoácidos, en particular en el colágeno y la gelatina, son especialmente beneficiosos en el cuerpo para:

  • Apoyando el cabello, la piel y las uñas.
  • Para la salud de las articulaciones
  • Para favorecer la elasticidad de la piel y reducir los signos del envejecimiento.
  • Mejorando la digestión
  • Como fuente de proteína

Lo importante es saber que estos aminoácidos provienen de los huesos y cartílago (generalmente de las vacas) y no están presentes en las carnes musculares. A medida que intercambiamos métodos de cocción tradicionales, como  hacer caldo de hueso casero  para la comodidad moderna, obtenemos cada vez menos colágeno y gelatina en nuestras dietas.

Beneficios del colágeno

Digestión saludable y salud intestinal

Otras proteínas a veces pueden ser difíciles de digerir, pero los alimentos con colágeno pueden ayudar a mejorar la digestión y la salud general del intestino. Debido a que nuestros tractos digestivos están compuestos de los mismos aminoácidos que son abundantes en el colágeno, añadir colágeno a la dieta puede ayudar a apoyar la salud digestiva.

Las proteínas vitales crean longevidad al proporcionar colágeno nutritivo y promover la producción de colágeno.

Salud de las articulaciones y los huesos

Los investigadores han descubierto que tomar alimentos con colágeno también puede promover cartílagos, tendones y ligamentos saludables, lo que resulta en una mayor movilidad. Proteger y promover la salud de los huesos y las articulaciones es un beneficio esencial de cada producto que fabricamos.

Sueño mejorado

El sueño es tan importante para nuestro cuerpo como los alimentos que comemos. Una buena noche de sueño nos ayuda a controlar el estrés, controlar el apetito y simplemente sentirnos más descansados y con más energía para el día siguiente. Se ha demostrado que el colágeno ayuda a mejorar la calidad del sueño, asegurando una noche de descanso agradable.

¿Qué es el colágeno hidrolizado?

Alimentos con colágeno y su importancia en la salud

¿Qué es el colágeno hidrolizado? Es conocido por sus diversidad de nombres. Péptidos de colágeno, gelatina (colágeno cocido) e hidrolizado de colágeno, por nombrar algunos. El proceso comienza con la recolección de colágeno de los huesos y la piel de los animales.

Luego, se descompone en fragmentos más pequeños a través de un proceso llamado hidrólisis. El cuerpo absorbe estos fragmentos y los utiliza para aumentar la energía y la reparación de los tejidos.

A diferencia del colágeno, el polvo de colágeno hidrolizado es más biodisponible. La mayor biodisponibilidad significa una mayor absorción natural en el torrente sanguíneo. Los péptidos regulares, debido a su forma larga, no pueden ofrecer los mismos beneficios para la salud.

Los fragmentos más pequeños en los suplementos de colágeno hidrolizado son más fáciles de digerir. Por lo tanto, se descomponen rápidamente en moléculas que entran en el torrente sanguíneo. La forma hidrolizada tiene una tasa de absorción del 90%, frente al 27% sí se adquiere a través de los alimentos. Cuando compres suplementos, asegúreate de elegir el polvo de proteína de colágeno hidrolizado.

Colágeno para la piel

Cuando se trata del mejor colágeno para la piel, puede ser difícil saber por dónde empezar. El colágeno es generalmente beneficioso para la piel, ya que desempeña un papel importante en el mantenimiento de la piel joven y elástica. Pero el colágeno no solo beneficia a la piel. Algunos tipos de colágeno se centran específicamente en la salud de los tejidos del cartílago, por ejemplo. Entonces, ¿cuál es el mejor colágeno para la piel específicamente, y qué deberías buscar en un producto de colágeno?

Mantener altos los niveles de colágeno es una excelente manera de promover una piel hermosa a medida que envejece. Hay más de 28 tipos de colágeno, pero el cuerpo ha identificado tres tipos principales para ser utilizados en grandes cantidades.

El tipo I es el tipo de colágeno que constituye la mayoría del cabello, la piel y las uñas. El tipo II se asocia principalmente con el cartílago, y el tipo II se produce en la médula ósea y los tejidos reticulares, y a menudo aparece junto al tipo I.

Por lo tanto, para los beneficios para la piel más extendidos, un suplemento que contiene colágeno tipo I es el camino a seguir.

La producción de colágeno del cuerpo se reduce a medida que envejecemos. Reponer nuestro suministro a través de la dieta es difícil. Por esta razón, los suplementos de colágeno son esenciales para mantener una apariencia juvenil.

Top de alimentos con colágeno

Alimentos ricos en colágeno

Kiwis

Los kiwis son excepcionalmente altos en vitamina C, un nutriente que nuestro cuerpo necesita para ejecutar la fase de producción de pre-colágeno. En resumen, la vitamina C se coordina con los aminoácidos glicina y prolina para producir hidroxiprolina (aminoácido que asegura la estructura helicoidal triple del colágeno)

Bayas

Si bien la vitamina C es crucial para la producción de pre-colágeno, también sirve como un poderoso antioxidante. Los antioxidantes protegen contra la descomposición de las células de colágeno causadas por los radicales libres (toxinas) presentes en nuestro suministro de aire, alimentos y agua.

Almendras

Las almendras contienen una dosis saludable de vitamina E, el antioxidante más abundante en nuestra piel. Sirve para neutralizar los radicales libres que dañan las células de colágeno. La vitamina E también se coordina con la vitamina C para estimular la formación de colágeno.

Leer más: 5 propiedades de las almendras.

Aguacates

Los aguacates pueden no ser tan ricos en vitamina E como las almendras, aunque contienen una cantidad adecuada de antioxidante y ácidos grasos naturales, asimismo pertenecen al grupo top de alimentos con colágeno que no puedes dejar de consumir.

Leer más: 8 propiedades del aguacate.

Contraindicaciones

Evitar el consumo en aquellas personas que padecen de:

Cómo tomar

Aunque ya hemos comentado los principales alimentos con colágeno, para reforzar la ingesta de este compuesto, también tenemos al alcance en tiendas especializadas distintas mezclas en forma de cápsulas, líquidos o incluso inyecciones (recomendado y aplicado por especialistas médicos).

Polvo de Colágeno

Una de las formas más populares de colágeno es el polvo de colágeno. Es exactamente como suena: un polvo suelto y blanco que se disuelve en un líquido. Generalmente viene en una tina o paquete y se agrega a los batidos, bebidas y alimentos.

Capsulas de colágeno

Para aquellos que prefieren tomar la dosis en una píldora, pueden encontrar colágeno en forma de cápsula. No tendrás que revolver, agitar o trabajar en cualquier bebida o receta.

Colágeno liquido

El colágeno también está disponible en forma líquida. Vienen en biberones pre-dosificados, listos para tomar. Algunos son muy pequeños, como pequeñas inyecciones de colágeno, y otros son más grandes (piense en una botella de agua de colágeno).

Inyecciones de colágeno

También existen rellenos inyectables de colágeno. Pero la intención aquí es ligeramente diferente del polvo y las cápsulas. Estos son para aquellos que solo buscan mejorar el tono y la apariencia de la piel del rostro (incluidas las cicatrices), y entran en la categoría de «rellenos dérmicos».

Ir arriba