Plantas medicinales y remedios naturales

Con tomillo, malvas y cuentas de rosario, se planta un rico herbolario

Quizá estés usando alguna planta medicinal camuflada en un jarabe o una pastilla desde hace años y no lo sabes. O bien estés acostumbrado a usar algún digestivo que es la combinación de más de 10 extractos de plantas potenciales. Sea como fuere, el mundo de las plantas medicinales nos envuelve desde hace siglos y no ha perdido importancia, pese a estar en pleno siglo XXI.

Decocciones, infusiones, cataplasmas… existen miles de formas descritas para poder disfrutar de el gran glosario de plantas que nos ofrecen efecto potenciales benignos para nuestro organismo. Y lo mejor de todo es que se pueden combinar entre sí para ofrecernos una experiencia gastronómica saludable.

En deplantasmedicinales.net queremos convertirnos en la mayor web de información de plantas medicinales con propiedades curativas, realizando descripciones de todas ellas y ayudando en su conocimiento y divulgación.

plantas medicinales

Para ello, en esta web encontrarás fichas de plantas con interés agronómico y medicinal, donde daremos a conocer sus principales características, forma de cultivo, curiosidades y propiedades, así como la forma de preparar (infusiones, cataplasmas, baños, aceites, etc.) de cada una de ellas.

Como sabrás, de cada planta se obtienen unos beneficios, e incluso de muchas el efecto de usar una raíz puede ser diferente a la preparación en decocción de sus flores. Por ello, siempre es importante tener un rigor científico a la hora de ofrecer datos de este tipo.

Es importante consultar con un especialista la toma de cualquier planta medicinal que desconozcamos.

Plantas medicinales silvestres para recolectar

Aunque se necesita cierta experiencia para identificar distintas plantas medicinales silvestres, el medio rural está lleno de hierbas medicinales, ya que la mayoría crecen en entornos naturales, bordes de caminos, entre rocas o pequeños bosques.

Existen muchas de estas plantas con beneficios naturales que se pueden recolectar directamente del campo sin esfuerzo o coste alguno.

Llantén (Plantago major)

Una hierba de tipo perenne que podemos tomarla en forma de infusión o directamente cruda como acompañamiento de ensaladas.

Su aplicación directa a la piel actúa como agente desinfectante y actividad antimicrobiana. Por tanto, mejora la cicatrización de heridas y quemaduras y activa el sistema inmunológico.

El hábitat silvestre del llantén son suelos húmedos y nutridos (indicadora de buena fertilidad del suelo), espacios abiertos y frecuentados por el ser humano.

Ortiga (género Urtica)

Las ortigas están presentes en prácticamente todas las zonas. Tiene el inconveniente de que resultan urticantes al contacto con la piel, pero ofrece muchas propiedades como planta medicinal.

Destaca por su acción depurativa y diurética, gracias a su alto contenido en potasio.

Como aplicación externa, destacan los champús a base de extractos de ortigas por su capacidad para activar la circulación sanguínea.

Su hábitat natural está adaptado a todo tipo de suelos, incluido aquellos no rurales, como descampados urbanos y bordes de carreteras.
Diente de León (Taraxacum officinale)

El diente de león es una planta medicinal fácil de diagnosticar por la floración amarilla que ofrece. A día de hoy, grandes restaurantes con precios utilizan sus hojas y flores en la gastronomía, aunque también posee efectos beneficiosos.

Es conocida la infusión de diente de león para mejorar la digestión y como planta depurativa para incrementar la orina y eliminar toxinas.

El hábitat propio de esta planta medicinal silvestre es el prado abierto, bordes de caminos y cunetas y zonas con alta presencia de nitrógeno (planta indicadora de fertilidad).

Malva (Malva sylvestris L.)

La malva es una hierba medicinal que puede aprovecharse hojas y flores. Incluso es utilizada en la gastronomía, aunque también se puede tomar a modo de infusión.

Su uso alivia los síntomas de afecciones en la piel causados por heridas, malas cicatrizaciones o quemaduras. Aplicado en forma de infusión favorece la eliminación de mucosidades, catarro, faringitis o laringitis.

El hábitat de esta planta medicinal silvestre puede encontrarse en bordes de caminos, cultivos abandonados y zonas fértiles.

Plantas que repelen insectos

Plantas medicinales antioxidantes y analgésicas

Estas plantas medicinales tienen la capacidad de actuar sobre los receptores neuronales para aliviar el dolor. Nos permite calmar sensación de malestar muscular, dolor de cabeza, de articulaciones, etc.

Dentro de esta categoría, podrás encontrar plantas que presentan componentes fitoquímicos relacionados con la aspirina y actúan de forma directa frente al dolor. Algunas de ellas, no presentan los efectos secundarios asociados a los medicamentos actuales.

De hecho, muchos de ellos han sido diseñados y sintetizados en base a la mezcla de distintas plantas medicinales.

Plantas medicinales antiinflamatorias

Las plantas antiinflamatorias son aquellas que ofrecen un cóctel de vitaminas y flavonoides con capacidad para inhibir los radicales libres y reducir los ocasionantes de la inflamación de tejidos y órganos.

Cardo mariano (Silybum marianum)

Estudios científicos han mostrado el importante efecto antioxidante que nos ofrece su extracto principal, la silimarina, que inhibe la formación de la enzima ciclooxigenasa (COX-2). Esta propiedad está siendo investigada actualmente como uso para reducir el desarrollo de distintos tipos de cáncer (pecho, próstata y piel, entre otros).

Jengibre (Zingiber officinale)

Es impresionante la multitud de propiedades que nos ofrece el extracto de raíz de esta planta milenaria. Usada como condimento o planta medicinal, tiene compuestos antiinflamatorios que inhiben la enzima ciclooxigenasa y la 5-lipoxigenasa.

Se han catalogado más de 500 compuestos activos, muchos de ellos con propiedades antiinflamatorias. No nos extraña nada que el jengibre sea una de las plantas medicinales más estudiadas por la comunidad científica.

Suele tomarse alrededor de 200 mg de extracto seco de raíz por día, separado en varias tomas. El método más práctico de tomarlo es como condimento o infusión de jengibre.

Cúrcuma (Curcuma longa)

La curcumina está indicada para el tratamiento antiinflamatorio crónico de artritis y artrosis en diferente estadios.

La Universidad de Nueva York ya encontrado principios activos en la cúrcuma a través de la curcumina (el extracto natural) que inhibe la acción de distintos agentes inflamatorios producidos por el organismo.

A su vez, este beneficio está asociado con el efecto reductor del cáncer ya publicado por diversos autores científicos, a una dosis diaria de 3 mg.

Romero (Rosmarinus officinalis)

El ácido ursólico está presente en multitud de vegetales, especialmente en la planta medicinal del romero. Este compuesto natural ofrece multitud de propiedades y efectos biológicos, como sedacción, actividad antiinflamatoria, antidiabética, anticancerígena, y un largo etc.

La acción antiinflamatoria del ácido ursólico está caracterizada por la presencia de compuestos triterpénicos, de forma que inhiben las vías de la ciclooxigenasa, elastasa y 5-lipoxigenasa, agentes que activan los procesos de inflamación del organismo.

Plantas medicinales antioxidantes 

Muchas plantas medicinales albergan una gran concentración de fitoquímicos considerados como potentes antioxidantes.

Un antioxidante tiene la capacidad de reducir radicales libres que causan mutación  y oxidación celular, y posteriormente problemas relacionados con el sistema circulatorio, sistema nervioso, cáncer y envejecimiento precoz.

Algunos de estos antioxidantes están presentes en mayor o menor medida en verduras y frutas, siendo clasificados de la siguiente manera:

Antioxidantes potenciales en plantas y frutos:

  • Licopeno (tomate)
  • Tocoferoles (nueces)
  • Alicina (ajo)
  • Glutatión (brócoli)
  • Catequinas (té verde)
  • Beta-Caroteno (papaya)[/su_box]

En este punto, la alta concentración en vitaminas de muchos de estos alimentos y plantas medicinales también tiene mucho que decir.

Por ejemplo, la hierba “vara de oro” (Solidago virgaurea) posee vitaminas de tipo A, C y E.

Plantas medicinales antisépticas

Algunos compuestos fitoquímicos, como el ácido linoleico (albahaca morada) son capaces de reducir la presencia de bacterias y generar un entorno bacteriostático. Éstas plantas medicinales resultan útiles para mejorar la cicatrización de heridas, reducir infecciones por vía dérmica (a través de cataplasmas y compresas) y tener acción desinfectante frente a distintos tipos de Staphylococcus, Salmonella y hongos de tipo Candidans.

Toda esta gran cantidad de fitocompuestos los podemos encontrar en diferentes plantas medicinales, como el diente de león, tomillo, ortigas, aloe vera, té verde, etc.

Conoce el catálogo de plantas medicinales que tienen acción antiséptica.

Plantas medicinales digestivas

Plantas medicinales que mejoran la diabetes

Plantas medicinales para la artrosis

La artrosis genera un dolor de tipo crónico en las articulaciones que solo puede reducirse con el uso de calmantes. Para controlar el problema, es importante llevar a cabo una alimentación adecuada que nos ayude a frenar el deterioro de los cartílagos, inspeccionado en todo momento por un especialista médico.

Por otro lado, el uso de determinadas plantas medicinales para la artrosis también nos puede ayudar a mejorar el estado de dolor y reducir la necesidad de utilizar otros calmantes.

Alivio de la artrosis con jengibre

El jengibre es la raíz de una planta medicinal que tiene funciones antiinflamatorias y está especialmente indicada para reducir el dolor de articulaciones.

Para ello, podemos tomar al día 2 infusiones de jengibre después de las comidas principales. El método de preparación es muy sencillo y obtendrás múltiples ventajas en ello.

  • 1 taza grande de agua.
  • 1/2 rodaja de raíz de jengibre.
  • Limón al gusto.

Raíz de cúrcuma

La planta Curcuma longa nos ofrece una gran ventaja como planta medicinal para la artrosis, ya que tiene un potente efecto antiinflamatorio y actividad analgésica (de las más potentes como producto natural).

Para ello, la forma más cómoda y práctica de tomarlo e mediante una infusión, siguiendo el mismo ejemplo que en el caso del jengibre.

  • 1 litro de agua
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo o rallada.
  • Limón o miel al gusto.

Cola de caballo

La planta medicinal de nombre científico Equisetum arvensey nombre común cola de caballo tiene excelentes propiedades para aliviar los efectos de la artrosis.

El efecto que produce en el organismo es una reducción de la inflamación en las articulaciones afectadas, permitiendo eliminar el líquido retenido y mejorar la circulación.

Su composición nutricional alta en potasio y silicio reduce el deterioro que se produce de forma natural en los cartílagos.

El mejor método para tomarla es mediante la infusión de cola de caballo. Para ello, con una simple taza al día será suficiente, aunque también tienes otras opciones como cápsulas o extractos comerciales de esta hierba medicinal.

Infusión de ortigas

El extracto de ortigas favorece la reducción de la hinchazón y tiene cierto efecto analgésico, sobre todo cuando sufrimos procesos de dolor y para colaborar en la reducción de la ingesta de calmantes.

Aunque también existe la infusión de ortigas, en este caso buscamos aplicarlo de forma externa mediante aceite o crema sobre la parte afectada. Realizaremos un pequeño masaje hasta que los principios activos de la planta se absorban por completo.

El principio natural que contribuye a aliviar el dolor de la artrosis es el ácido metanoico.

Uña de gato

Una planta de la que hemos hablado mucho por su gran actividad para aliviar dolores e inflamaciones. Uncaria tomentosa actúa favoreciendo la circulación y reduciendo el origen que causa el dolor causado por la artrosis.

Tienes la opción de utilizar las cápsulas que puedes comprar en supermercados especializados o herbolario, o bien preparar una infusión de uña de gato.

Plantas medicinales para la ansiedad

En situaciones de estrés continuo en el ámbito laboral o familiar, necesitamos recursos naturales que permitan volver a nuestro estado natural. Dicho estrés, aunque no lo notemos, tiene efectos dramáticos sobre nuestro organismo y pueden desencadenar enfermedades mucho peores.

Por ello, podemos buscar alternativas naturales a base de plantas medicinales para combatir la ansiedad.

Principales plantas medicinales para reducir los estados de estrés y ansiedad.

Hierba Luisa

La hierba luisa se suele tomar en infusión, sola o acompañada de otras plantas medicinales para combatir la ansiedad. Tiene un ligero efecto sedante y relajante, por lo que viene bien su consumo antes de dormir o en momentos puntuales durante el día.

Manzanilla

Aunque la manzanilla suele tomarse para aliviar dolores intestinales y mejorar la digestión, también tiene efectos científicamente estudiados para reducir los estados depresivos.

Puedes tomar manzanilla también en forma de cápsulas, aunque para el tratamiento del estrés, recomendamos la infusión y el placer de disfrutar el momento de tomarla.

Caléndula

La caléndula se ha utilizado como planta medicinal para reducir la ansiedad debido a sus propiedades antiinflamatorias. Tomado en infusión, es digestiva y favorece la hinchazón general y las infecciones de orina.

También podemos disfrutar de un baño relajante al que le añadiremos algunas gotas de aceite esencial de caléndula.

Ginkgo Biloba

El extracto de Ginkgo Biloba es conocido y usado por su capacidad antioxidante y para mejorar los estados de concentración. Sin embargo, también hay estudios científicos que le atribuyen la particularidad de controlar las hormonas producidas en situaciones de estrés, como la adrenalina y el cortisol.

Valeriana

La valeriana, junto con la tila, es la combinación perfecta de plantas medicinales para la ansiedad. Tiene acción sedante y antiespasmódica, y actúa como relajante del sistema nervioso central.

Por tanto, la valeriana actúa como un ansiolítico leve sin los efectos secundarios potenciales de dichos medicamentos.

Melisa

Los principios naturales de la melisa favorecen la relajación de la musculatura, reduciendo los espasmos y tics asociados a estados de estrés o ansiedad.

La forma más práctica de acceder a sus beneficios es mediante la infusión de melisa.

Agripalma

la Agripalma no es muy conocida por sus efectos anti estrés, pero se lleva usando desde hace muchísimos años para reducir el estado de ansiedad y el estrés. Podrás ver esta planta medicinal en multitud de mezclas de infusiones y comprimidos buscando un remedio frente a este tipo de malestar.

Tila

La tila es la infusión por antonomasia para calmar los nervios, y prácticamente la más utilizada en época de exámenes antes de entrar a clase. Lo mismo sucede para entrevistas de trabajo, presentaciones o cualquier momento de tensión

El principal beneficio que nos ofrece en este tipo de situaciones es su actividad somnífera y ansiolítica.

¿Cómo podemos utilizar estas plantas medicinales?

preparación de plantas medicinalesDesde tiempos remotos, existen diversas formas de utilizar y aplicarse los extractos de cada una de estas plantas medicinales.

Ya sea por vía externa (aplicaciones mediante cataplasmas, masajes de aceite, gasas empapadas, baños, etc.) o por vía tópica (semillas, consumo de flores frescas, decocciones, bálsamos), podremos beneficiarnos de los diferentes efectos potenciales.

Dichas propiedades, han sido estudiadas en numerosas investigaciones y publicadas en revistas científicas de interés mundial. Por eso, también se dan a conocer contraindicaciones y alergias que puedan causarnos, ya sea porque son incompatibles con nuestro cuerpo o no hemos utilizado la dosis aconsejada.

Cómo preparar infusiones con plantas naturales

Para preparar una decocción, se suelen usar partes de plantas (hojas, flores, tallos o raíces) que estén previamente secas.

  • Desmenuzamos las partes de la planta en trozos pequeños, según la cantidad recomendada, y disponemos en la tetera o cazuela.
  • De norma general, se suele seleccionar entre 1 y 2 cucharadas pequeñas de hierba por cada taza de agua (200-300 ml).
  • Poner sobre el fuego y hervir de 10 a 15 minutos.
  • Posteriormente, colar los restos sólidos y dejar templar antes de consumir.

Cómo secar plantas medicinales

La mejor conservación de losprincipios activos de las plantas medicinales es su conservación en la planta o en el árbol. Sin embargo, no siempre es práctico y está al alcance de nuestra mano.

En el momento de cortar las flores, ramos o partes de la planta, el equilibrio enzimático se rompe y pueden modificarse la composición de dichos extractos, algo no deseable.

Cuando antes se produzca el proceso de secado de las diferentes plantas medicinales, más intactos quedarán los principios activos, inicialmente dependientes del agua.

Dentro del proceso de secado tenemos varios opciones para conseguir conservar las propiedades medicinales:

Secado directamente al Sol

La forma más rápida de secar cualquier parte de la planta medicinal sería directamente bajo exposición solar. Esto seguiría la premisa que hemos dicho antes de “cuanto antes se seque mejor”, pero incumple otros condicionantes.

El secado directo al Sol no se podrá realizar en todas las plantas, ya que podemos tener estos inconvenientes:

  • Volatilización o evaporación de los aceites esenciales. Sobre todo ligado a las plantas aromáticas que utilizaremos para realizar aceites e infusiones.
  • Desnaturalización de vitaminas y oligoelementos por cambios bruscos de humedad y temperatura

Secado en lugar fresco y seco

El secado en ambiente seco y fresco, a la sombra, es el más indicado para la correcta conservación de plantas medicinales.

Por supuesto, el secado tardará bastante más tiempo, pero es más seguro y la conservación de los aceites esenciales es mayor. A la hora de buscar el ambiente ideal, tendremos que elegir aquellos entornos donde no haya humedad (o se encuentre por debajo del 60%).

Deberá circular algo de aire para que el ambiente no se enrancie y cause podredumbres en algunas partes, como puede ocurrir con las flores.

Dónde conservar las hierbas y plantas medicinales

Dónde colocar las hojas

Cualquier superficie donde podamos extender las hojas de la planta medicinal, como una superficie metálica o de madera  será suficiente. Es importante cambiar su posición con relativa frecuencia o elegir un material poroso (una rejilla o un papel, por ejemplo), para que pueda circular algo de aire sobre todas la partes de la hoja.

Dónde colocar las flores

Haremos ramilletes con las flores y las colgaremos boca abajo en un lugar donde circule el aire y no haya Sol directo. Es importante no hacer ramilletes muy compactos para que puede entrar oxígeno a todas las partes de la flor.

Antaño, se colgaba de los barrotes de una ventana. Este método es efectivo si lo preservamos de los rayos solares, está cubierto de lluvia y no hay mucha variación de temperatura.

Dónde colocar las raíces

Las raíces forman una de las partes de una planta medicinal más delicada y complicada de secar, pero alberga muchísimas propiedades medicinales.

Una vez cortadas, conviene cortar los tallos y dejar solo las raíces anchas. La manera más rápida de permitir que se sequen es cortándolas en rodajitas y colocándolas igual que haríamos con las hojas, es decir, extendidas y separadas en una rejilla que permita el paso del aire, dándoles la vuelta con frecuencia.

Plantas medicinales y sus propiedades

Vamos a conocer los principales efectos y beneficios de las plantas medicinales. Además, podrás consultar la ficha de plantas, infusiones,  aceites y semillas para conocer toda la información documentada y científicamente comprobada de ellas.

Por supuesto, también solemos añadir un apartado donde recogemos las principales contraindicaciones y efectos secundarios de plantas medicinales.

En cualquier caso, siempre que se inicie la toma de cualquier extracto de planta, ya sea a través de consumo en fresco, comprimidos, aceites o infusiones, es necesario consultar con un especialist médico, especialmente cuando somos pacientes de riesgo y sufrimos alguna dolencia.

Planta Med.EstomacalResfriadoVómitosMuscularPielAnsiedadOtros
AgrimoniaDiarreas
Gastritis
Indigestiones
Apetito
Cicatrizante
Antihemorrágico
AlcaraveaAntiflatulento
Carminativa
Antiespasmódica
Aloe VeraReduce Náuseas
Cicatrizante
Quemaduras
Presión arterial
AnísReduce cólicos
Elimina flatulencias
Efecto protector
AzafránMenstruacción
Gingivitis
Dolor dental
Antifatiga
BacopaNeuroprotector
Antidepresivo
Antiansiedad
Antioxidante
CantuesoCicatrizante
Reafirmante
Antibacteriano
CelidoniaEstimula la digestiónReduce eczemas
Antimicrobiano
Reduce ansiedadMejora el hígado
Trastornos oculares
CilantroCarminativo
Protege el estómago
Cola de CaballoCicatrizante
Antimicrobiano
Diurética
Remineralizador óseo
Reduce colesterol
Protege los ojos
Comino negroProtector del estómagoProblemas respiratoriosAntibacteriana
Antifúngica
Efecto hipotensivo
Anticonvulsivo
Reduce colesterol
Vara de oroQuemaduras
Hierba de San JuanProtector del estómagoCicatrizanteAntiansiedad
Antidepresivo
Antioxidante
LavandaHidratante
Cicatrizante
RelajanteRepelente insectos
MalvaGastritis
Úlceras
Diarreas
Antitusivo
Asma
Faringitis
Aftas bucales
MentaMejora la digestiónDescongestionanteAntioxidante
Halitosis
Mejora circulación
MostazaAntioxidante
Nutritivo
Ortiga BlancaMejora la digestiónAntibacterianoMenstruacción
PistaciaAntiespasmódicoExpectoranteAntiséptico
Antineoplásico
SantolinaMejora la digestiónAmigdalitis
Gripe
Quemaduras
Cicatrizante
Conjuntivitis
Dolores musculares
UlmariaAntibacteriano
Antiinflamatorio
Analgésico
Antioxidante
Ácido úrico
Uña de GatoDolores de estómago
Úlceras gástricas
Sistema inmunitarioantiinflamatorioArtrosis
Mejora la circulación
Hipertensión
Vara de oroCicatrizante
Quemaduras
Diurético