Propiedades del cantueso o tomillo borriquero

Se conoce como Lavandula stoechas pero es muy conocida como Cantueso. Si nos movemos por pueblos o zonas rurales y tradicionales quizá sea mejor nombrarla como tomillo borriquero (un nombre muy particular).

Nada que decir de esta planta medicinal salvo todas las propiedades que tiene, si sabemos utilizarla. Una planta que podemos encontrarnos en el campo y a la que podemos no hacerle caso si la desconocemos. Sin embargo, no pasará desapercibida una vez la conozcas.

Una breve descripción del cantueso o tomillo borriquero

Hay que decir, también, que si buscamos Cantueso por internet podemos encontrar muchas especies, ya que como muchas veces pasa, los nombres comunes traen confusiones. Según lo que busques puedes encontrar como Cantueso las siguientes plantas:

  • Alhucema rizada o tomillo borriquero (Lavandula dentata)
  • Alhucemilla o Cantueso (Lavandula multifida)
  • Nuestro Cantueso, también conocido como Cantueso menor (Lavandula stoechas)

Todas estas plantas tienen en común su pertenenecia al género Lavandula, de la cual, la más conocida es la lavanda que todos conocemos (y de la que podemos encontrar muchos taxones aceptados).

En cuanto a la descripción de esta planta, la podemos catalogar como una hierba mayor o un arbusto pequeño, pues puede llegar a alcanzar el metro de altura y se encuentra muy ramificada (como el tomillo).

Es común encontrarla creciendo asilvestrada por la zona del mediterráneo, especialmente por la Península Ibérica y Baleares. Sobre todo la encontramos a nivel del mar, en zonas costeras o hasta los 1.000 metros de altitud. Propia de suelos arenosos o no calcáreos.

El cantueso florece en primavera, sobre el mes de marzo, aunque continúa produciendo flores en los siguientes meses, antes de la llegada del verano. Nacen en ramilletes a partir de la axila de las hojas, y tienen un colorido morado ornamentalmente muy estético.

Lo que nosotros buscamos de esta planta, ya sea para extraer su potencial medicinal o aromático, son las flores, por lo que la época de recolección coincidirá con la de floración.

Aspecto floral del cantueso

Subespecies encontradas en el mediterráneo

Dentro de la especie Lavandula stoechas, también podemos encontrar subespecies, donde entre las más conocidas se encuentran:

  • Lavandula stoechas subsp. pedunculata
  • Lavandula stoechas L. subsp. stoechas
  • Lavandula stoechas L. subsp. stoechas f. leucantha
  • Lavandula stoechas L. subsp. stoechas f. rosea Maire.
  • Lavandula stoechas subsp. luisieri (Rozeira) Rozeira
  • Lavandula stoechas subsp. sampaioana Rozeira

De entre todas ellas, Lavandula stoechas subsp. pedunculata es la más adaptada a entornos fríos, por lo que es interesante seleccionar este subtipo si nos alejamos a zonas donde el frío es más intenso.

Se puede localizar creciendo de forma espontánea en zonas de Castilla y León (España), creciendo bajo terrenos con gran cantidad de silicio.

Este subtipo también florece en primavera y su morfología y apariencia no difiere mucho de la especie principal, Lavandula stoechas. 

Cultivo y cuidados del cantueso

Lavandula stoechas puede ser plantada tanto en jardín como en maceta. Su floración es extraordinaria y dará un salto de calidad a nuestro hábitat. Su floración es en primavera y puede ser plantado junto con otras plantas que compartan periodo de floración o bien para regalar como maceta.

Su cultivo es realmente sencillo si cumplimos una serie de condicionantes. Os lo contamos a continuación

El cantueso es una planta rústica, adaptada a condiciones especialmente difícil. Tiene una gran resistencia a la sequía y puede habitar en cualquier tipo de suelo del entorno mediterráneo.

Condiciones climáticas 

Lavandula stoechas es una planta aclimatada al clima mediterráneo. Veranos calurosos e inviernos fríos, con largas temporadas de sequía. Puede ser plantada a pleno Sol, pudiendo verla de forma espontánea en ambientes costeros, montañas (por debajo de 1000 m de altitud) y cubriendo amplias superficies de matorrales.

Suele resistir heladas suaves y medias, donde la temperatura no baje de -4 ºC y no perdure durante mucho tiempo. En floración, que ocurre entre primavera y verano, las temperaturas deben ser superiores a los 5-10 ºC.

Características de suelo

El cantueso es un todo terreno en lo que a adaptación de suelos se refiere. Puede habitar los típicos suelos con pH alcalinos de la vertiente mediterránea, como también se la ve crecer en suelos arcillosos, pedregosos o arenosos.

Si podemos elegir para su cultivo en maceta, la mezcla a partes iguales entre sustrato enriquecido con materia orgánica y arena será ideal para el desarrollo de su cultivo.

Riego y abonado

El cantueso se adapta perfectamente a suelos sin humedad y pluviometrías escasas, pudiendo habitar entorno hostiles para muchas otras plantas y donde pasa más de 20 o 30 días sin tener agua.

Sin embargo, su cultivo en jardín o macetas debe ser mucho más cuidado, garantizando al menos un 2 riegos semanales en primavera y verano (sobre todo con altas temperaturas) y al menos 1 por semana en invierno, si no ha llovido esa semana.

Especialmente en los meses de invierno, la cantidad debe ser poca, suficiente para mantener un sustrato moderadamente húmedo. Con 300-500 ml por maceta de 30 cm será suficiente por cada riego.

cultivo de cantueso o lavandula stoechas

Aplicaciones medicinales del cantueso

En DePlantasMedicinales siempre nos gusta hallar el origen de las propiedades medicinales de todas las plantas que vamos mencionando. Esto surge de los compuestos que, de forma natural, tienen dichas plantas medicinales. En este caso, el tomillo borriquero destaca por su contenido en:

  • Cineol
  • Borneol
  • Terpineol
  • D-alcanfor
  • Fenchona
  • Linalol
  • D-fenchona

Del alcanfor ya nos suena alguna que otra planta con dicho compuesto y, como sabes, lo utilizamos de forma corriente en casa para proteger los armarios de insectos. A su vez, la fenchona está muy relacionada, porque tiene una estructura química muy parecida y un olor semejante.

Este elemento, también se puede encontrar en el hinojo y, curiosamente, en la absenta.

El terpineol le otorga el olor característico a lilas, por lo que es un ingrediente muy utilizado para la fabricación de diferentes cosméticos y extractos aromáticos.

Preferiblemente las aplicaciones medicinales y terapéuticas del cantueso van enfocadas a las aplicaciones externas.

De forma interna, mediante infusiones, no se utiliza con mucha frecuencia debido a que concentraciones altas pueden llegar a resultar tóxicas.

Sin embargo, bajo control médico o respetando las dosis utilizadas, nos puede ofrecer alternativas a medicamentos y otros complementos.

Infusión de 30 gramos de flores secas de cantueso sobre 1 litro de agua

Una vez dejado templar y filtrado los sólidos y sobrantes, podemos beberla mediante infusión, bien sola o bien mezclada con otras plantas medicinales (como manzanilla), miel o limón, mejor la digestión de comidas pesadas o sensación de ardor.

Antes de utilizar el cantueso para administración interna, consultar a un médico. No recomendable para mujeres embarazadas y niños menores de 6 años

Su ingesta reduce la inflamación de los bronquios  y actúa como antipirético (contra la fiebre).

Cocción de las flores: en 1 litro de agua se ponen 30 gramos de la parte floral de esta planta, y se cuece. Se deja enfriar y se cuelan los restos sólidos del caldo. Se puede mezclar con miel, azúcar o sacarina para mejorar su sabor.

Preparado floral: se machacan las flores hasta conseguir la esencia, y se mezcla con medio litro de agua. Se aplica con gasa o algodón sobre heridas, quemaduras o llagas.

Jarabe: el agua mezclada con las flores se destila y cuela, para preparar un jarabe. Normalmente se mezcla con otras plantas medicinales para conseguir un mayor efecto.

Aceite esencial de cantueso

en algunos boticarios y tiendas especiales podemos encontrar extracto de aceite de cantueso. Sin embargo, si tenemos disponibilidad de plantas también podremos fabricarlos nosotros.

Algunas de las propiedades que se atribuyen a este tipo de aceite:

Efecto cicatrizante

Actúa como cicatrizante para heridas ya cerradas, mejorando la circulación de la zona y reduciendo la inflamación.

Poder relajante

El aceite de cantueso también se utiliza para realizar masajes en músculos irritados y pieles con eccema. Su alto poder oloroso también actúa sobre el sistema nervioso, facilitando una relajación o sueño más profundo.

Reafirmante

Aplicado en masaje, tiene un efecto reafirmante de la piel, volviéndola más tersa, joven e hidratada.

Acción antibacteriana

Alguno de sus aceites esenciales, como linalol y cineol tienen un alto poder antibacteriano y antimicrobiano. Es por eso que, como hemos comentando, puede ser aplicado sobre heridas cicatrizadas, reduciendo la proliferación de este tipo de organismos que complican la curación de heridas.

cultivo de cantueso o lavandula stoechas en macetas

Modo de preparación del aceite

Para preparar aceite de lavandula stoechas necesitaremos recolectar hojas frescas, en primavera o verano.

Tendremos que dejarlas secar al Sol para que pierdan parte del agua y aumentar el potencial de sus extractos vegetales. Sin embargo, no hay que tomarse al pie de la letra el «secado al Sol». Deben estar en ambiente fresco y seco, con luz pero sin Sol directo, pues las secará muy rápidamente.

Puedes buscar aceite de oliva virgen o bien aceite de almendras. La mayoría de expertos en tratamientos recomiendan aceite de almendras, pues mejora sus propiedades con esta planta y estimula su aroma.

Macharemos las hojas de cantueso menor en un bol, pero sin llegar a aplastarlas. Lo que buscamos es liberar el aceite y activarlo, pero sin destruir completamente las flores.

La receta incluye utilizar 3 partes de aceite y 1 de flores de lavandula stoechas. Para ello, calentaremos a fuego lento el aceite (de oliva o almendras) y añadiremos a continuación las flores. Dejaremos calentar durante 1 hora como mínimo, a fuego mínimo.

Para conservar el aceite de cantueso, lo ideal es cerrarlo para evitar la entrada de aire y conservarlo en ambiente oscuro, fresco y seco, como dentro de un armario o despensa.

Aplicaciones aromáticas del cantueso

Como especie del género Lavandula, es de esperar todas las propiedades aromáticas que nos tienen acostumbrados todas estas especies.

No hay nada más embriagador que un jardín donde tenemos alguna especie de lavanda y sopla un cálido aire que desplaza por la atmósfera todos los compuestos aromáticos que estos cultivos producen de forma natural.

Con el cantueso ocurre lo mismo y, de hecho, es una planta que se usa más como aromática que como planta medicinal. Los compuestos fitoquímicos protagonistas son el terpineol (olor a lilas) y la fenchona y D-fenchona, con el característico olor a alcanfor).

En tiendas especializadas podemos encontrar diferentes extractos aromatizantes que usan esta planta.

Hoy en día, existen otras plantas que también tienen los mismos (o casi) compuestos de los que forman parte del tomillo borriquero y aún tienen más propiedades medicinales (por tener más compuestos o en diferente cantidad).

Esto ha hecho que el cantueso haya sido desplazado por otras plantas.

El licor de cantueso

La planta medicinal cantueso es tan conocida que incluso en algunas zonas de España se prepara un licor característico de sabor dulzón. Este licor de cantueso es conocido en la provincia de Alicante, concretamente en el pueblo de Monóvar.

Se prepara con la selección de la flor y el peciolo de la planta a través de la destilación junto con alcohol. Se añade unos 100 gramos de azúcar por cada litro de licor y finalmente se obtiene un alcohol de entre el 25 y el 35%.

El proceso de elaboración del licor de cantueso tiene consigo un envejecimiento en barrica de madera de mínimo 2 meses

El licor más famoso es conocido como Cantueso oro, donde se seleccionan las flores con certificado ecológico de sierra de Mariola (parque natural comprendido en el interior de las provincias de Alicante).

En este caso, la graduación alcohólica es ligeramente más baja, de 23%, donde madura en alambiques de cobre y posteriormente se produce el añejado en barricas de roble.

Obtención de la miel de cantueso

Como ya sabes, se pueden obtener distintos tipos de miel dependiendo del origen de las flores. Por tanto, el producto final cambia bastante según la procedencia, obteniéndose matices más ácidos, amargos o dulces.

En el caso de la miel de cantueso, presenta un agradable color ámbar claro, con muchos matices florales y un sabor final ligeramente ácido, fruto de los fitocompuestos del cantueso

color ámbar claro, que tiene  unos suaves aromas florales y alguna nota ácida y que  proviene de la flor de cantueso (Lavandula stoechas).

Para garantizar la máxima calidad de la miel de cantueso, se pide que tenga un contenido mínimo en polen de Lavandula stoechas del 12%.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.